Pablo Chouza

Has sido capaz de escoger el vestido de novia más adecuado entre una amplia variedad de modelos y te has decantado por el peinado de boda más favorecedor. Tienes las ideas claras y no quieres lanzar tu ramo de novia sin más, sino que prefieres elegir algo más personal y cercano o bien algo más sorprendente. ¿No te acabas de decidir por ninguna opción en concreto? Tranquila. Las hemos recopilado todas para ti.

Entrégaselo a una persona

Aunque al otro lado del charco se suele lanzar, en nuestro país es más habitual entregar en mano el ramo de novia natural a la persona elegida. Esta se trata, por lo general, de una hermana, una abuela, una prima o, bien, de una amiga muy íntima.

Lorenzo Ruzafa Photography

Divide y vencerás

Si tu séquito de damas de honor es amplio o cuentas con mucha familia a la que te gustaría honrar con este bonito y cariñoso gesto, tienes la posibilidad de entregar partes del ramo. Imagina cómo sería obsequiar con una flor de tu ramo de novia con peonías a cada una de ellas. Estarán encantadas y dividirás la dicha.

Haz varias réplicas

En caso de que quieras conservar el ramo original, haz varias réplicas del mismo pero de menor tamaño o bien obsequia a tus seres queridos con pequeños ramos de novia artificiales similares pero que nunca se marchiten. Un recuerdo perfecto.

Arte Floral Sweet Carolina

A los próximos novios

Una manera de no tener que escoger a quién entregar el ramo consiste en pasar la buena fortuna de vuestra boda al siguiente enlace. Así que si habéis recibido una invitación de boda 2019, será el momento de felicitar a la pareja casadera del mejor modo.

Que se lo jueguen

El azar que conlleva lanzar el ramo puede aplicarse también a muchas ideas divertidas para bodas que harán que os partáis de risa. Para restar tensiones y emociones al momento, ¡jugad!

El limbo

Durante la fiesta ganará aquella invitada que, bailando, consiga pasar bajo la barra en su punto más bajo.

Hqbodas

La piñata

Venda los ojos a todas las familiares y amigas que deseen participar –¡o también a los chicos!– y adapta el juego de la piñata. Por supuesto, nada de golpear el ramo: bastará con que palpen y tienten, a ciegas, hasta que den con él. ¡Risas aseguradas!

Las sillas

Para el famoso juego, reparte las bailarinas como uno de los prácticos regalos para invitados de boda, pues la más rápida vencerá. Que el DJ pinche la música adecuada para llenar de intensidad el gran momento. Quien consiga sentarse en la última silla será la afortunada que se llevará el ramo.

Fotógrafa Yulia Ignatova

La patata caliente

Es un juego tan sencillo como divertido. Consiste en que las candidatas se vayan pasando el ramo hasta que deje de sonar la canción y quien lo tenga, pierde. ¡Podéis hacer tantas rondas como os apetezca!

Cintas

Es tan sencillo como colorido y divertido. Consiste en sujetar al ramo tantas cintas de colores como chicas solteras haya en el enlace. Cada una de ellas cogerá una al zar y la novia las irá cortando todas hasta quedarse con la ganadora.

Bodatrailer

Deshojando margaritas

Para saber quién será la próxima en encontrar el amor para siempre, deshojad margaritas. El último pétalo conseguirá el preciado ramo... ¡y la siguiente boda!

Yincana

Para que tu ramo de novia silvestre se convierta en un preciado tesoro (más todavía), organiza una divertida y entretenida yincana. Todo vale: pistas escondidas por el lugar de celebración, carreras de sacos, de equilibrios con el huevo y la cuchara… lo que se te ocurra.

David Bresó

Acertijos

Plantea un acertijo para las más intelectuales. Quien lo resuelva antes tendrá el ramo. Puedes organizarlo tras el brindis o los discursos nupciales. ¡Toca pensar!

Como ves, puedes desarrollar cuantas ideas originales de boda quieras. Los únicos requisitos son que te apetezca a ti y a vuestras invitadas, y que si las pruebas requieren destrezas especiales avises con antelación... ¡para que vayan entrenando!