David Morales

Seguramente ya estás dándole vueltas al vestido de novia de tus sueños y buscando esos zapatos de novia que te estilicen. Pero, ¿has pensado qué vas a hacer con tu ramo de novia una vez terminada la ceremonia? Tradicionalmente el ramo se lanza a las invitadas solteras. Pero si quieres que tu bouquet tenga otro destino, hay más opciones. Te las desvelamos a continuación.

Entregárselo a alguien muy especial

Puede ser la forma más fácil, pero también la más complicada, porque tienes que pensar a quién se lo vas a dar. La tradición obliga a entregárselo a la amiga que esté más próxima a casarse o a una amiga soltera. Para cumplir el protocolo debes hacerlo antes del postre, acercándote a su mesa y regalándoselo.

Sin embargo, mas allá de protocolos y tradiciones, ¿hay alguien especial que te haya apoyado en momentos difíciles? Quizá tu madre, tu hermana o tu dama de honor te han ayudado a organizar la boda regalándote horas de su tiempo. Busca el momento adecuado durante el banquete y regálale tu ramo de novia en señal de agradecimiento. O quizá tengas una abuela a la quieras demostrarle todo el cariño y el amor que sientes por ella ante el resto de los invitados. Seguro que es un momento lleno de emoción para todos los presentes.

También puedes dar una flor del ramo a cada invitada como símbolo de buena fortuna. ¡Seguro que las sorprenderás a todas tanto como cuando vean tus ideas originales para bodas! ¿Más propuestas? Puedes hacer varias réplicas de tu ramo y entregarlas a distintas personas

Zonart Fotografia

El baile del ramo

Quizá no conozcas el llamado "baile del ramo". Esta práctica se está popularizando para sustituir el tradicional lanzamiento del mismo. ¿En qué consiste? El DJ pone una canción lenta y ruega a las parejas casadas que salgan a bailar a la pista. Al cabo de un minuto, pide que las parejas que lleven menos de cinco años casadas vuelvan a sus asientos. A continuación se lo pide también a las parejas que lleven menos de diez años, menos de quince, y así sucesivamente. Cuando quede una sola pareja en la pista, los novios se acercarán a ellos para regalarles el ramo. Puede ser una idea divertida para la boda.

Lanzarlo al aire

Tiene un significado especial. Se suele decir que la chica que tenga la suerte de cogerlo será la próxima en vestirse de blanco. Se lanza hacia atrás al mismo grupo de amigas que te acompañaron en la despedida de soltera y que han compartido contigo la preparación de tu boda. Tíralo con energía, procura que vaya por encima de tu cabeza y, sobre todo, que no caiga justo detrás de tus zapatos.

Dáselo a ese amigo o familiar ausente

Es posible que alguien muy querido no haya podido asistir a la boda por motivos de salud. ¿Tu abuela es muy mayor y se ha perdido la boda? Hazle una visita al día siguiente para regalarle tu ramo. Es un bonito gesto que la consolará un poco si se ha perdido el gran acontecimiento.

También puede ser que alguien muy querido haya fallecido poco antes de la boda. Guarda el ramo para depositarlo en el cementerio en su recuerdo. Puedes organizar una pequeña ceremonia con los invitados que quieran asistir. 

Consérvalo para siempre

Aunque no eligieras un ramo de novia artificial puedes quedarte el ramo de boda como recuerdo, porque existen varias técnicas para conservarlo. Las floristerías ofrecen un servicio para secar o liofilizar los ramos de novia naturales. Las flores desecadas con parafina pueden guardarse en cristal, y las que se secan mediante un proceso de congelación pueden exponerse en un jarrón. También pueden prensarse para hacer  un decorativo cuadro. Algunas joyerías usan técnicas para conservar las flores pequeñas en resina y crear colgantes o anillos.

Amalgama Fotografía

Tu regalo a la Virgen

Muchas novias entregan su ramo de novia a modo de ofrenda a algún santo o Virgen de su devoción como gesto de agradecimiento y, al mismo tiempo, para pedir bendiciones de cara al nuevo matrimonio. 

¿Qué te parecen estas ideas? Si ya lo tienes todo claro, recuerda que también debes elegir esas canciones de boda que te acompañarán el día más feliz de tu vida. ¡Ya falta menos!