Los del erizo
Los del erizo

Estáis decididos. Desde hace tiempo soñáis con unas invitaciones de boda personalizadas, con unos looks nupciales de infarto, con una decoración mágica, con unos detalles de boda que sorprendan a familiares y amigos, y con unas canciones para bodas que representen a la perfección vuestra historia de amor. Asimismo, vuestro mayor deseo es casaros por la iglesia en una bonita ceremonia donde tradición y amor brillen por igual. Pero, ¿por dónde empezar? ¿Cuáles son los pasos que debéis dar? Descubrid todo lo que tenéis que saber para celebrar una boda religiosa única e inolvidable. ¡Tomad buena nota!

¡Decidido! Nos casamos por la iglesia. ¿Y ahora qué?

Lo primero que debéis hacer es hablar con el párroco de vuestra iglesia. Se recomienda hacerlo unos 6 meses antes del enlace. En esta primera toma de contacto os orientará y os dará las indicaciones de todo lo que necesitáis saber. Si tenéis pensado celebrar la boda allí mismo, ya podréis acordar la fecha definitiva. Si, por el contrario, queréis casaros en otra capilla, iglesia, basílica o catedral, debéis dirigiros a ella y, tras conversar con el párroco del lugar, fijar el día y la hora del "sí, quiero". Eso sí, ¡hacedlo con antelación! De este modo os aseguraréis qué fechas tenéis disponibles. Pensad que en algunos lugares hay más de un año de espera.

La Libélula Weddings
La Libélula Weddings

¿Qué hace falta tener de antemano?

Si queréis celebrar una boda religiosa tenéis que cumplir de antemano unos básicos indispensables. En primer lugar, es necesario que ambos contrayentes estéis bautizados. Y si deseáis casaros de forma religiosa pero no lo estáis, ¡todavía podéis hacerlo! Solicitad la preparación bautismal a vuestro párroco. Eso sí, hacedlo con un margen de tiempo suficiente. Y os preguntaréis: ¿sucede lo mismo con la comunión? Si alguno de los contrayentes no habéis hecho la comunión, ¡no os preocupéis! Podréis casaros por la iglesia pero sin misa. Si por el contrario deseáis celebrar misa en vuestra boda, consultad con vuestro párroco todo lo referente a hacer la comunión. Lógicamente, tampoco necesitáis estar confirmados para casaros, si bien la iglesia lo recomienda. Por último, es indispensable que ambos acreditéis que reunís los requisitos de capacidad establecidos por la ley. Para ello, tendréis que iniciar el proceso para la obtención del expediente matrimonial.

Mithos Fotógrafos
Mithos Fotógrafos

Expediente matrimonial y certificado eclesiástico

Los trámites para la demanda del expediente matrimonial deben iniciarse en el Registro Civil del municipio de uno de los dos. También necesitaréis tramitar un certificado eclesiástico.

La documentación necesaria para todo ello será la siguiente:

  • DNI, pasaporte o tarjeta de residencia de ambos y fotocopia.
  • Certificado literal de nacimiento de los dos (deberéis solicitarlo en el Registro Civil de la provincia donde nacisteis cada uno). 
  • Partida de bautismo reciente legalizada. La podréis solicitar en la parroquia en la que fuisteis bautizados, con un margen de 6 meses antes de la boda. 
  • Certificado de fe y estado (se pide en el Registro Civil).
  • Certificado de empadronamiento y/o de convivencia. 
  • Certificado de asistencia al curso prematrimonial.
  • Toma de dichos.
  • Libro de familia (si se dispone de él).

Una vez dispongáis de toda esta información, ya podréis entregársela a vuestro párroco. Desde su aprobación, tendréis un plazo de 6 meses para celebrar vuestra boda. ¡Vuestro gran día se acerca!

Lirola&Cussó
Lirola&Cussó

Cursos prematrimoniales

Si deseáis celebrar un enlace en el que, de fondo, suene música para bodas religiosas, ¡los cursos prematrimoniales no pueden faltar! Para realizarlos, tendréis que consultar con vuestro párroco, quién os informará del calendario de los mismos. Y si el lugar donde realizáis los cursos no es donde os casaréis, ¡tranquilos! Únicamente tendréis que solicitar un certificado conforme los habéis llevado a cabo y entregarlo al párroco correspondiente. Y no os preocupéis. Los horarios y las posibilidades a la hora de realizarlos son muchas y muy variadas. ¡Incluso tenéis la opción de hacerlos online!

Toma de dichos

La toma de dichos es otro básico indispensable en una boda religiosa, pues forma parte de la documentación que necesitaréis presentar para abrir el expediente matrimonial. Cada uno de vosotros deberá acudir a su iglesia –la que os corresponde por empadronamiento– junto a dos testigos. El único requisito necesario es que estos sean mayores de edad y amigos de los novios, no familiares. Asimismo, todos deberéis presentar vuestros respectivos DNI. E importante: a veces es posible realizar la toma de dichos en la misma iglesia en la que os daréis el "sí, quiero". Pero confirmadlo previamente.

¿En qué consiste exactamente? El párroco planteará una serie de preguntas muy sencillas a los testigos de la toma de dichos para asegurarse de que vais a contraer matrimonio libremente. Y un apunte: la toma de dichos no es gratuita, sino que tiene un coste que dependerá de la iglesia. A partir de este momento, ya quedará muy poco para pasar por el altar. Así que id ultimando los preparativos, como las pruebas del increíble vestido de novia 2020, la elección de unos prácticos y bonitos regalos para invitados de boda o la elaboración de una completa playlist con las mejores canciones románticas de boda.

Qui and Co - Fotografía creativa
Qui and Co - Fotografía creativa

Gastos

Más allá de los 20-30 euros que os puede costar todo el papeleo que integrará el expediente matrimonial, debéis saber que en las bodas religiosas existe un gasto extra. En su mayoría, las iglesias os pedirán "la voluntad". Esta puede ir desde el precio que vosotros le queráis poner hasta una cifra que supere los 500 euros, por ejemplo, pasando por importes simbólicos. Siempre dependerá del lugar en el que queráis celebrar la boda. ¡Id con ojo y, sobre todo, preguntad siempre antes de decidiros!

¡Llegó la hora!

El hecho de casarse por la iglesia también implica seguir una serie de tradiciones que engloban desde el protocolo de entrada de los novios hasta los textos de la ceremonia, por ejemplo.

Respecto a los temas protocolarios, la tradición dice que el novio es el que tiene que entrar primero en la iglesia, dándole el brazo derecho a su madrina. Después lo hace la novia, cogida del brazo derecho de su padrino. En cuanto a los invitados, radiantes con sus trajes de fiesta, el protocolo establece que la familia y los amigos de la novia deberán colocarse en el lado izquierdo, mientras que los del novio lo harán a la derecha. Asimismo, la ceremonia siempre empieza con la bienvenida del sacerdote y finaliza con la firma del acta matrimonial por parte de los cónyuges y sus testigos.

Javi Collazo Fotógrafo
Javi Collazo Fotógrafo

¿Y después de la boda?

Una vez hayáis contraído matrimonio por la iglesia, ya seréis marido y mujer ante los ojos de Dios, pero no ante la ley. Para ello, será necesario inscribir el enlace en el Registro Civil del lugar donde hayáis celebrado vuestra boda. De este trámite, se encarga la propia iglesia. Así que... ¡tranquilos!

Y con todos los trámites burocráticos en marcha para celebrar vuestro enlace soñado, id rematando las diferentes tareas pendientes, como concretar las ideas originales para bodas que no queréis que falten en vuestro "sí, quiero" o recoger el elegante traje de novio. ¡Enhorabuena!