Hoy vamos a hacer un do it yourself muy fácil y que además que puede tener varias utilidades: molinillos de papel. Los podemos utilizar para decorar cualquier rincón, como una candy bar o como os proponemos aquí, como seating plan, para que cada invitado sepa dónde tiene que sentarse.

Materiales

  • Papeles de colores o papeles de scrapbook. Tantos como molinillos penséis hacer. Podéis encontrarlos en papelerías especializadas en manualidades o en cualquier tienda online de scrapbook.
  • Cañas
  • Chinchetas alargadas de cabezal redondo
  • Cinta de doble cara
  • Lápiz
  • Tijeras
  • Regla

 Paso a paso

Los papeles tienen que ser cuadrados, si no lo son, lo primero que tenemos que hacer es recortarlos en forma de cuadrado. El tamaño, lo determináis vosotros aunque para hacer de marcasitios aconsejamos que no sean muy grandes. Los nuestros miden unos 12 cm.

Em pezamos trazando en el papel las dos diagonales con un lápiz y depués las recortamos pero sin llegar al final. Tenemos que dejar unos 3 cm sin recortar. 

Ahora doblamos uno a uno los extremos, en la misma dirección y hasta la siguiente línea en lápiz. En cada punta ponemos un poco de cinta de doble cara para que los extremos se vayan pegando y queden fijados en el centro del papel.

Ya casi tenemos nuestro molinillo. Como vamos a utilizarlo como soporte para el seating plan hacemos un cartel con el nombre de cada invitado y la mesa (puede ser a mano o impreso). A la hora de hacer los carteles dejamos un margen lo bastante ancho a la izquierda que es el extremo que irá pegado al molinillo también con cinta de doble cara y por detrás del aspa del molinillo.

Para terminar clavamos una chincheta en el centro y por detrás del molinillo. La misma chincheta la clavamos a una caña y listo.

Podéis colocar los molinillos clavados en mini macetas, como si fuera flores, o colgarlos en una red... Seguro que a vuestros invitados les encanta buscar su nombre.

*Tutorial realizado por Fuxia Atelier