Fotógrafo Artístico
Fotógrafo Artístico

Entre las opciones más extendidas sobre qué hacer con el ramo de novia está entregarlo o, una tradición que está calando cada vez más hondo, lanzarlo. A quien le atraiga la segunda opción, debe saber que es uno de los momentos más divertidos y esperados de la boda, por la incertidumbre de saber quién será la receptora y, presumiblemente, la próxima en pasar por el altar. Pero también puede convertirse en un momento incómodo si no se tienen en cuenta los aspectos clave que se recogen en el vídeo y que se resumen a continuación.

Elegir bien el espacio donde lanzarlo

No vale cualquier lugar. Así, hay que evitar las salas con suelos resbaladizos o recién encerados, así como los terrenos irregulares, como el césped del jardín o la arena de la playa, pues las invitadas podrían tropezar o, incluso, caer. Aparte, en los espacios cerrados, los techos bajos tampoco son buenos compañeros, pues pueden estropear el ramo de novia al lanzarlo. ¡Y toca asegurarse de que no haya ningún foso!

Cuidado con las aglomeraciones

Lo ideal es evitar que se congregue mucha gente tras la novia, pues se pueden producir molestos empujones en la "batalla" por hacerse con el preciado "botín".

La novia debe lanzar el ramo con decisión

Es mejor que la protagonista del gran día no haga amagos de lanzar el ramo, ya que podría provocar una caída, propia o ajena. El momento ya tiene suficiente expectación por sí mismo.

Cuidado con los niños

Los más pequeños entenderán este momento como un juego ameno y, sin duda, querrán participar en él. Por ello, es muy importante asegurarse que los niños que tomen parte de este instante festivo solo se diviertan. ¡Cuidado con los golpes o empujones!

Alejad a los novios

Cuidado porque hay invitados que se esfuerzan para que sus parejas no sean las receptoras del ramo, con placajes imposibles o tomándolos ellos para gastar una broma. Así que convendrá alejarlos de la acción para que no tengan la tentación de intervenir.

¡No hay que perderse el divertido vídeo! Se ven ejemplos claros de todo lo que es necesario evitar. Pero teniendo en cuenta estos sencillos tips, nada tiene porque salir mal.