Sirio Viajes

Si queréis descubrir una cultura distinta a la occidental, Japón es vuestro destino de luna de miel. ¿Un consejo? Visitad primero Kioto para conocer el Japón tradicional y luego perderos en la sorprendente Tokio. Viajar a Japón siempre resulta caro, así que si estás organizando los preparativos de boda y no tienes mucho presupuesto ¡enamórate solo de aquellos vestidos de novia que estén a tu alcance! De igual forma tendrás que valorar cuales son los peinados para bodas que más te favorecen sin gastar demasiado. En cuanto a los detalles de boda para tus invitados, no lo dudes: practica el DIY. De este modo, el presupuesto ya no será un problema para visitar el país del sol naciente. ¡Y ahorrarás para tu luna de miel! Os dejamos una completa lista de todo lo que no podéis dejar de visitar o hacer. Japón os sorprenderá con sus contrastes.

1. Kioto y alrededores

La antigua capital de Japón es sorprendente para un occidental. Si viajáis durante la Sakura (época de los cerezos en flor), que tiene lugar aproximadamente en abril, alucinaréis. Al mismo tiempo que estás descubriendo los ramos de novias 2019 para elegir el que más te gusta o buscando unos zapatos de novia cómodos, empieza a soñar con todo lo que te vamos a contar sobre Japón.

2. Recorrer los toris de Fushimi Inari

El santuario sintoísta de Fushimi Inari es uno de los más conocidos por sus miles de puertas o toris, que se suceden una tras otra a lo largo de cuatro kilómetros. Está a menos de veinte minutos de Kioto y os dejará con la boca abierta.

Ambar Viajes

3. Pasear por templos y jardines nipones

Visitad Kinkaku-ji o templo dorado de Kioto, los maravillosos jardines de los templos Ginkaku-ji o el templo Kiyomizudera, con un mirador espectacular sobre la ciudad. Ya sabemos que estáis atareados pensando en ideas para regalar en una boda o que no dais con esos maravillosos textos para invitaciones de boda que os gustarían. ¿Pero os imagináis lo que os espera?

4. Descubrir la magia de Sannenzaka

Caminar por esta zona del Kioto tradicional es disfrutar de casas de madera y de las antiguas tiendas de mercaderes. De día es precioso, pero todavía lo es más si se recorre al atardecer o al caer la noche. Es el momento en que Sannenzaka se inunda de silencio, magia y de esa luz tan especial. Y si queréis volver al pasado, pasead por Gion, el barrio de geishas y casas de té.

5. Una noche en un ryokan

Tanto si visitáis Kioto, como Tokio o cualquier otro lugar de Japón, alojaros alguna vez en un ryokan. Se trata de un tradicional hotel japonés con decoración nipona, en el que podréis dormir sobre futones o disfrutar de un baño tradicional.

6. Escuchar el sonido del bambú

Al oeste de Kioto se encuentra el bosque de bambúes de Arashiyama, uno de los más bonitos de Japón. Vale la pena pasear sin hacer ruido para escuchar el susurro del viento entre el bambú. Algo único que os encantará.

7. ¿Comer sobre un río?

Al norte de la ciudad de Kioto, atravesando bosques y ríos, llegaréis a dos pueblos de montaña: Kuruma y Kibune. Durante el verano en Kibune hay restaurantes sobre el río, una experiencia que en japonés se denomina kawadoko. Si podéis, no dejéis de ver la escalera de Kibune al anochecer: las luces forman un sendero luminoso absolutamente mágico.

8. Tokio

Prepararos a vivir experiencias únicas. La divertida Tokio os espera. Seguro que no os aburriréis.

9. Montar en un tren bala. ¡Los shinkansen!

Alcanzan distintas velocidades, así que informaros y subiros solo a los más rápidos. Otra buena experiencia será montarse en la línea Yurikamome: no tiene conductores y los trenes se controlan al 100% por ordenador y a distancia.

10. Perderse en el metro de Tokio en hora punta

Otra de las experiencias que no hay que perderse: subir al metro de Tokio en hora punta. Eso sí, mentalizaros previamente de los empujones que recibiréis. ¿Preparados?

11. Pasar el rato en un fotomatón japonés

Los fotomatones de purikura son mágicos con sus divertidos efectos especiales. Cuando te fotografías te maquillan a la voz de "ya" poniéndote colorete, labios resultones, ojos saltones… Os vais a divertir. 

12. Atravesar el cruce de Shibuya

En Tokio existen pasos peatonales y cruces de calles, como el de Shibuya, por el que pasan cada día miles y miles de personas. Os va a alucinar. Casi tanto como tu vestido de novia de corte sirena impresionó a tu marido.

13. Comer snacks y chuches que solo encontraréis en Japón

Perderos por los supermercados y descubrid cosas buenísimas, como los kits kats de ramune, caramelo o té verde, los chicles morigana o las gominolas de kiwi kasugai. Si queréis montar una mesa de dulces con reminiscencias japonesas en vuestra boda, no dejéis de buscar en las ideas para candy bar.

14. Ir de compras frikis

En Japón podéis comprar cosas rarísimas y divertidas.  ¿El lugar ideal para este tipo de shopping? Por supuesto, el barrio de Akihabara, famoso también por sus tiendas de tecnología. Encontraréis absolutamente todo lo inimaginable.

15. Tomar algo en un neko bar

¿Neko bar? Sí, es un local grande, repleto de gatos. Durante una hora podréis jugar con los mininos mientras os refrescáis y descansáis.

16. Comer sushi en el mercado Tsukiji

Es el más grande del mundo y es una atracción turística imprescindible. Llegad muy temprano para poder recorrerlo con calma y no os olvidéis de comer sushi en los puestos que hay situados fuera del mercado.

17. Disfrutar del Kabuki-za

Que mejor que sorprenderse con una obra del milenario teatro japonés. Y si os gusta el Tokio tradicional, dirigiros al distrito de Taito, concretamente a la zona de Asakusa. Allí está el templo budista más grande del país, Sensōji

18. Admirar las luces de neón

El barrio de Shinjuku, que se ilumina por la noche con neones, es uno de los más espectaculares de Tokio. No os lo perdáis. Podréis retratar un escenario mágico, como de película.

19. Subir a la Mori Tower

Uno de los miradores más espectaculares del mundo y obviamente una de las visitas imprescindibles que os dejarán boquiabiertos.

20. Relajaros en un onsen

¿Buscando qué hacer en Japón? No os perdáis la experiencia de un onsen o relajante baño tradicional. Imaginaros en una bañera de aguas geotermales y al fondo un maravilloso bosque de bambú. El Ryokan Mount View Hakone os ofrecerá baños termales con la excepcional agua láctica Nigori-yu, perfectos para desconectar de todo. ¡Qué gozada!

Si todavía estás preparando tu look de novia y te queda muy lejos pensar en tu luna de miel, no olvides que las flores de tu bouquet deben estar a la última y coordinar con el vestido elegido para el gran día. Así que inspírate en las nuevas propuestas en ramos de novia. Y si todavía no estás muy convencida de los zapatos de novia que quieres lucir el gran día no te lo pienses más y sigue mirando. ¡Seguro que el par perfecto lo tienes a la vuelta de la esquina!