Escarabat
Escarabat

Cuando empecéis a planear vuestra boda os daréis cuenta de que son muchas las tareas que hay que coordinar, desde los aspectos legales hasta la organización del banquete, pasando por la búsqueda de las canciones para bodas que no pueden faltar el gran día o la elección del traje de novio y de esos maravillosos y prácticos detalles de boda con los que agasajar a vuestros invitados. Son muchos los pequeños detalles que deberéis tener en cuenta y es posible que aparezca algún imprevisto, pero con la ayuda de estos consejos estaréis preparados para afrontar cualquier contratiempo y para organizar una boda... ¡de 10!

Una boda informal implica el mismo trabajo que una clásica

No os engañéis con su esencia improvisada y casual. Organizar una boda de estilo informal, ya sea en un precioso bosque o en una playa junto al mar, por ejemplo, entraña el mismo trabajo que preparar un enlace tradicional. La única diferencia será que, en el primer caso, sustituiréis la contratación de un cuarteto de música clásica por un DJ o por un grupo contemporáneo, mientras que en el segundo, más allá de por un bufet libre, os decantaréis por un banquete con un seating plan debidamente estipulado. Y aunque el estilo no será el mismo, deberéis pensar y preparar del mismo modo las ideas de decoración para bodas que queráis que vistan el escenario de vuestro día B.

Del mismo modo, son muchas las decisiones que tendréis que tomar tanto si la boda es íntima como si contáis con muchos invitados: elegir el vestido de novia de corte princesa, definir los colores y estilos de las mesas del banquete, pensar en los regalos para invitados de boda… Así que lo mejor es organizarse, seguir un calendario e ir cumpliendo cada tarea paso a paso.

Booda Fotografía
Booda Fotografía

Una boda DIY no siempre sale más barata

Preparar vuestras propias invitaciones de boda caseras, confeccionar los objetos decorativos de las mesas, alquilar las sillas y mesas para el banquete, dar forma a vuestro propio ramo de novia natural… Es normal pensar que podréis ahorrar haciendo vosotros mismos algunas de estas tareas, pero antes de poneros manos a la obra lo ideal es que elaboréis un presupuesto y comprobéis que es así. Sumad el precio de los materiales y contad las horas de trabajo que os puede llevar realizarlo todo vosotros mismos, porque el tiempo también tiene su valor. Os sorprenderá comprobar que una boda DIY no tiene por qué salir más barata que si contratáis los servicios de profesionales, y descubriréis que es posible encontrar proveedores que se ajusten al máximo a vuestro presupuesto.

Tenéis que ser muy claros con vuestros proveedores

No basta con decirle a la florista que quieres un ramo de novia con calas "clásico", porque este concepto puede tener significados diferentes para cada persona. Lo mismo ocurre con la decoración de las mesas, el diseño de las invitaciones de bodas vintage que tanta ilusión os hacen o el tipo de música que queréis que pinche el DJ. Es mejor ser específicos: preparad fotografías que ilustren el estilo decorativo que deseáis y que muestren el tipo de arreglos florales que os gustan, pedid al DJ una lista de las canciones de boda románticas que piensa pinchar en la fiesta, aseguraos de que el fotógrafo es especialista en el estilo de fotos que queréis para vuestro álbum... No deis nada por sentado. ¡Os ahorraréis más de una sorpresa!

Anna Svobodova
Anna Svobodova

Destinad una partida a gastos imprevistos

Siempre acaba apareciendo algún gasto inesperado, sobre todo cuando más se acerca la fecha del enlace. Por eso, a la hora de hacer el presupuesto, siempre es recomendable que dediquéis una partida a gastos imprevistos. Así, en caso de sorpresas, estaréis preparados y podréis asumir el coste de aquello que, en un principio, no pensabais incluir, como el alquiler de una carpa que os resguarde de la lluvia o de vaporizadores de agua si está previsto un día bastante caluroso.

Siempre habrá personas descontentas con alguna de vuestras decisiones

La amiga que no quiere sentarse junto a alguien en la mesa del banquete, el familiar que preferiría una lista de bodas clásica a ingresar dinero en un número de cuenta, el pariente que no ve con buenos ojos que os caséis por lo civil… No os dejéis llevar por los nervios y recordad que vuestra boda ha de ser un día especial para vosotros. Si creéis que podéis solucionar alguna desavenencia, como por ejemplo reordenar las mesas de los invitados, hacedlo, pero tened en cuenta que es casi imposible contentar a todo el mundo. Es vuestro gran día, así que dedicaos en exclusiva a disfrutarlo al máximo.

El Ojo Encantado
El Ojo Encantado

Vuestro tema de conversación será la boda

No vais a poder evitar comentar todos los detalles de la organización de vuestra boda. Es completamente normal, os hace mucha ilusión y vuestra vida gira en torno a la preparación del gran evento, pero tened en cuenta que vuestros amigos y compañeros de trabajo pueden tener otras preocupaciones, así que no dejéis de escucharlos a ellos también.

Los nervios formarán parte de vuestra cotidianidad

Las emociones estarán a flor de piel y podréis pasar de la euforia al llanto sin daros ni cuenta. Una buena manera de estar tranquilos es ir haciendo gestiones de forma organizada, con tiempo y sin prisas, lo que evitará que se os acumule el trabajo a última hora. ¿Cómo conseguirlo? Una buena herramienta es la Agenda de tareas de Bodas.net. Allí, encontraréis información detallada de todo lo que necesitáis hacer, organizada por meses y semanas, junto a una práctica checklist que os permitirá ir tachando las que vayáis realizando.

Es importante, además, que busquéis momentos de relax, ya sea solos o en pareja: salid a pasear, disfrutad de las novedades de la cartelera de cines y teatros, organizad alguna cita romántica en la que podáis hablar de otros temas aparte de la boda...

Goretty Gutiérrez
Goretty Gutiérrez

Y ahora, poneos manos a la obra. Con las herramientas de Bodas.net os resultará todo mucho más sencillo: ya sea preparar el presupuesto y tener a raya todos los gastos, encontrar todos los proveedores que necesitéis, hacer el seating plan...

Si preparáis el enlace con tiempo y de forma organizada, no tenéis por qué estresaros, al tiempo que os aseguráis que no os dejáis nada importante en el tintero. Disfrutad de este viaje hacia vuestra boda, diseñad la fiesta de vuestros sueños, buscad las ideas originales para bodas que se ajusten mejor a vuestra personalidad y empezad a elaborar la lista con los familiares y amigos a quienes enviar las invitaciones de boda. Cuanto mejor os lo paséis con la organización, menos estrés sufriréis y más rápidamente podréis encontrar solución a cualquier posible imprevisto. Es un día único en la vida, así que... ¡disfrutad del camino!