Novio con sus hermanos el día de la boda
Lola Pineda

Los hermanos son imprescindibles. Y si hay un buen momento para agradecerles todo lo que han hecho por vosotros siempre –y últimamente con todos los preparativos del enlace, más todavía– ese es el día de vuestra boda. Pero al margen de tener un bonito detalle con ellos en forma de regalo de boda, no dudéis en darles también un papel protagonista en el "sí, quiero". Será una bonita (y emotiva) manera de hacerles saber lo importantes que son para vosotros, ¿no os parece? Además, sus funciones pueden ser muchas y de lo más diversas: padrinos, estilistas, testigos... ¿Aún no sabéis qué roles les asignaréis? Atentos pues a todas estas posibilidades.

1. Como perfectos ayudantes durante los preparativos

Además de toda la ayuda que os puedan prestar a lo largo de la organización de la boda, lo cierto es que vuestros hermanos serán también únicos durante los preparativos del gran día. Nadie mejor que ellos para ayudaros a vestir y para asegurarse que hasta el último detalle está perfecto: el tocado de novia, la pajarita del novio, los zapatos de novia originales, el boutonnière del novio... Pero también para entreteneros, divertiros, motivaros y, en definitiva, para tratar de que estéis lo más distraídos y relajados posible las horas previas al "sí, quiero".

Novia arreglándose con la ayuda de sus hermanos el día de la boda
Fotografía Ismael

2. Como guardianes de vuestros looks nupciales

Del mismo modo que os habrán ayudado a prepararos, vuestros hermanos serán también los más indicados para asegurarse a lo largo de la jornada que estáis impecables. Puede ser colocando bien la cola del vestido de novia en el altar, poniendo recto el nudo de la corbata o bien encargándose de vuestros respectivos kits de emergencia con todo los que habéis previsto en su interior: una camisa por si se mancha la otra, un labial para repasar el color, unos zapatos cómodos para la fiesta final...

3. Como padrinos o madrinas

Ya sea porque vuestros padres o madres faltan o bien por decisión personal, lo cierto es que vuestros hermanos también podrán hacer las veces de padrino o madrina y acompañaros hasta el altar. Da igual que se trate de una boda civil o de una boda religiosa, del mismo modo que da igual que quien os acompañe sea un hermano o hermana mayor o de menor edad. Que caminen a vuestro lado y de vuestro brazo hacia el altar será una magnífica manera de afianzar aún más vuestro vínculo y de seguir sumando experiencias únicas a su lado.

Novia entrando a la ceremonia civil el día de la boda del brazo de su hermano
Hernán Torres

4. Como oficiantes de una boda civil

Si el vuestro será un enlace civil, sin validez legal después de haber firmado ya los papeles en el Registro Civil, el ayuntamiento o ante notario, una buena idea puede ser recurrir a ellos para que se encarguen de oficiar toda la ceremonia. Si no os convence del todo esta posibilidad, siempre podéis confiar en un maestro de ceremonias y dejar que vuestros hermanos sean los que den la bienvenida a todos los presentes al inicio de la ceremonia o los que los despidan al acabar esta.

5. Como parte de la comitiva de las damas de honor y de los best men

Aunque seguramente en este caso vuestros hermanos se mezclarán con otros familiares y amigos, lo cierto es que seguirán teniendo un papel protagonista en vuestro enlace. ¡Estarán estupendos con sus magníficos vestidos y con sus elegantes trajes! Y se encargarán de diferentes aspectos organizativos, como de las respectivas despedidas de soltero por separado o bien de preparar una mixta.

Novio con best men el día de la boda
Mithos Fotógrafos

6. Como encargados de las lecturas

En línea con el punto anterior, también podéis pedir a vuestros hermanos que sean los encargados de las diferentes lecturas a lo largo de la ceremonia. Si habéis optado por una boda por la iglesia solo podrán ser los textos acordados con el sacerdote, pero si el vuestro será un enlace civil pueden leer el texto que deseen. ¡Incluso unas palabras de su propia cosecha! De una manera o de otra, la emoción estará servida. Así que preparad los pañuelos para lágrimas de felicidad porque serán necesarios.

7. Como testigos, firmando el acta matrimonial

En nuestro país es necesario casarse con, al menos, dos testigos mayores de edad, que son los que dan fe de que la boda se ha celebrado al firmar en el acta matrimonial. Un papel que ni pintado para vuestros hermanos. Un rol muy importante para ellos y, sin duda, todo un honor que se lo pidáis.

Testigo firmando el acta matrimonial el día de la boda
Nuestra boda ideal

8. Compartiendo con ellos la mesa presidencial

De nuevo, y dependiendo de cuál sea vuestra situación familiar, podéis pedir a vuestros hermanos que se sienten a vuestro lado en el banquete de boda. Seguro que les hará mucha ilusión. Y no es para menos, ya que estarán ocupando un lugar de honor durante toda la celebración.

9. Entregándoles unos bonitos regalos

Otra excelente manera de agradecerles su ayuda y de demostrar públicamente lo importantes que son para vosotros es entregándoles unos regalos de boda para los hermanos muy emotivos. Puede ser el ramo de novia entero, dividido en partes iguales o bien una réplica del mismo; un objeto con un gran valor sentimental para ambos; un álbum de fotos que haga un repaso a través de todos los años que habéis pasado juntos... Elijáis el que elijáis, tened por seguro que les llegará directo al corazón.

Novia rodeada de sus hermanas y amigas el día de la boda, a punto de entregar el ramo de novia
Booda Fotografía

10. Como responsables del brindis

Al margen de que hayan leído o no durante la ceremonia, vuestros hermanos pueden ser también los que se encarguen de pronunciar unas palabras durante el banquete nupcial. Unas palabras en las que no faltarán algunas divertidas anécdotas y en la que os desearán toda la felicidad del mundo en esta nueva etapa de vuestras vidas. De nuevo, las lágrimas estarán más que aseguradas. Y es que, si ya os emocionáis pensándolo, imaginad presenciarlo…

11. Proponiendo un brindis a su salud

Son los mejores hermanos del mundo y se merecen todo lo mejor. Así que no dudéis en dedicarles también vosotros unas palabras de agradecimiento por todo lo que os han ayudado siempre y por estar ahí siempre que los habéis necesitado. ¡Son fundamentales en vuestras vidas!

Pareja haciendo un brindis el día de la boda
Sweet emotion

12. Dedicándoles una canción

¿Recordáis aquella canción que les gustaba mucho y que escuchaban una y otra vez cuando eran adolescentes? ¿Qué tal dedicársela en clave de humor durante la fiesta? ¡Las risas estarán aseguradas!

13. Bailando con ellos alguna canción

No tiene que ser una canción importante. Ni siquiera la segunda que sonará en la pista de baile. Pero sí alguna pieza especial que os permita bailar la coreografía que habéis preparado para la ocasión o que bailabais cuando erais pequeños. ¿Otra opción? Hacerlo por sorpresa. En cualquier caso, les encantará.

Novio bailando con su hermana durante la fiesta el día de la boda
Andromeda Stories

Si tenéis una relación estrecha con vuestros hermanos, las bodas son el mejor escenario para demostrarlo. Así que, además de estas 13 (excelentes) maneras de involucrar activamente a vuestros hermanos el día del enlace, no olvidéis esos regalos para los hermanos en bodas que os recomendábamos y que bien merecen. ¡Viviréis una jornada increíble todos juntos!