Imágenes de mi boda

Contraer matrimonio os dejará muchos instantes imborrables, pues es un día muy feliz compartido con familiares y amigos. Una vez terminado el festejo "oficial", llega un momento realmente íntimo y especial en el que celebrar vuestra unión como pareja: la noche de bodas. El broche de oro perfecto de esa jornada lo pondrá una habitación de hotel romántica que esté a la altura de la ocasión. Del mismo modo que habéis sido muy exigentes a la hora de elegir el perfecto vestido de novia, de decidir el menú para el banquete o de escoger los detalles de boda con los que queréis sorprender a vuestros invitados, debéis serlo seleccionando el hotel donde celebrar que os habéis convertido en marido y mujer. ¿Pero cómo saber cuál elegir? Os dejamos 5 consejos para escoger la habitación perfecta. ¡Tomad buena nota! Seguro que acertaréis.

1. Un lugar cercano

Si vais a celebrar el banquete de boda en el salón de un hotel puede ser muy buena idea, y realmente práctico, festejar también el inicio de vuestra unión en una habitación del mismo establecimiento. En todo caso, y sea cual sea el lugar elegido para el convite, lo ideal es que no os tengáis que desplazar muchos kilómetros. Así que seleccionad un hotel al que os resulte fácil trasladaros cuando os apetezca estar finalmente solos. ¡Estaréis agotados después de todas esas ideas divertidas para bodas que habéis compartido con familiares y amigos!

2. Ambiente especial

Para favorecer que la noche de bodas sea inolvidable, lo mejor es que optéis por una habitación romántica, amplia y con detalles lujosos, como sábanas satinadas o de lino, o velas que iluminen con calidez la estancia. Y es que igual de importante que os resultó mimar las ideas de decoración para bodas, también lo es propiciar un ambiente acogedor y hasta con un punto delicado y sensual. ¿Y qué os parece si de fondo podéis escuchar alguna de las canciones románticas para bodas que sonaron a lo largo del gran día? Unos pétalos de rosa repartidos por la cama serán otro precioso detalle que tampoco estará de más. Y si la estancia está equipada con jacuzzi privado, será un plus que marcará la diferencia. Vivirás una gran experiencia por lo que, sin duda, ¡cada detalle cuenta!

3. Un servicio exquisito

¿Quieres privarte de algo en la noche de bodas? ¡Seguro que no! Así que recuerda consultar previamente los servicios que tenéis a vuestra disposición y contratar los paquetes que más os interesen. Algunos incluyen champagne o cava en la habitación, así como un desayuno en la misma la mañana siguiente. No os estéis de todos los cuidados y atenciones que merecéis y disfrutad al máximo de este momento único.

4. La mejor ubicación

A la hora de reservar la habitación es importante asegurarse de que tendrá buenas vistas. Así, si os decidís a ver el amanecer juntos, por ejemplo, siempre será mejor deleitarse con un paisaje bucólico y privilegiado a vuestra ciudad, una playa, un monte o una montaña nevada, que viendo un paraje anodino. ¿Recuerdas lo bonito que quedó tu ramo de novia original, lleno de coloridas flores?

5. Opción de late check-out

Una boda está llena de emociones y nervios, por lo que lo más probable es que os acostéis agotados. ¿No os gustaría poder abandonar la habitación más tarde, fuera del horario establecido? Sin duda, las 12 del mediodía puede ser un poco temprano si habéis disfrutado de un desayuno exclusivo y os habéis dado un estimulante baño de burbujas. Así que os recomendamos que pidáis retrasar la hora de salida a las 14 o 15 h. Estaréis mucho más descansados y preparados para viajar al destino que hayáis escogido para vuestra luna de miel única. ¡No te olvides de coger algún vestido azul de fiesta para una noche especial!

¿Os hemos seducido con estas propuestas? Esperamos que sí. Recordad que es una noche mágica e irrepetible. Como también lo fue ver a tu pareja guapísimo con el traje de novio elegido o contemplar a los invitados disfrutar como nunca gracias a las ideas originales para bodas que les habíais preparado con tanto cariño.