Viajes Vente de Vacaciones
Viajes Vente de Vacaciones

Habéis enviado las invitaciones de boda para anunciar el día más feliz de vuestra vida, en el que caminarás hacia el altar con tu vestido de novia, acompañado de ese buqué que encontraste entre las numerosas opciones en ramos de novia. Después de organizarlo todo con tanto cariño, ya estáis pensando en vuestra luna de miel. Siempre os ha gustado la idea de viajar en otoño. Es vuestra estación del año favorita, no solo porque transforma el paisaje con su bella paleta de colores, sino también porque viajar resulta más barato y menos estresante en esta época. Pero, ¿a dónde ir? Os mostramos los 5 destinos más top del otoño.

1. Rumbo a Japón: los templos mágicos de Kioto

Bharad
Bharad

El otoño, la estación de las hojas de colores (koyo), viste la ciudad de Kioto. Los arces se cubren de un rojo y amarillo intensos en un espectáculo único. Si añadimos la arquitectura de sus santuarios, el resultado es un escenario maravilloso en el que disfrutar de una luna de miel realmente inolvidable. Imprescindible perderos por sus parques y visitar los jardines del templo Kinkaku-ji, así como los pueblecitos de montaña, Kuruma y Kibune, rodeados de bosques.

2. Nueva York siempre enamora en otoño

Halcón Viajes
Halcón Viajes

Otoño, según los expertos, es la mejor estación del año para visitar la ciudad que nunca duerme. ¡Vais a disfrutar con las increíbles tonalidades de los árboles de Central Park! Además, el clima es más seco y fresco, por lo que resulta ideal para dar agradables paseos, sin el sofocante calor del verano ni el intenso frío del invierno. Y aunque existen infinidad de cosas que ver, no podéis dejar de pasear por Central Park (con su explosión de color) ni de visitar el Puente de Brooklyn, Battery Park, Broadway, Times Square, High Line, la Quinta Avenida, la catedral de San Patricio, el Empire State Building, el Rockefeller Center o el Top of the Rock. Y, por supuesto, navegad hasta Staten Island, acudid a un concierto de góspel en Harlem, a un partido de los Knicks en el Madison Square Garden, a Brooklyn y subid a la Estatua de la Libertad.

3. Los bosques de Viena: sinfonía de colores

Una de las mejores épocas para visitar la romántica Viena es en otoño, ya que despliega un espectacular manto de color. No os perdáis los jardines del palacio de Schönbrunn, que se encienden con una sinfonía de amarillos, rojos, burdeos y ocres, ni los de los palacios de Hofburg, Stadtpark o Belvedere. Una vez descubiertos los encantos de la ciudad, seguid ruta en coche hacia los bosques de Viena, Reserva de la Biosfera, y repletos de bellísimos árboles caducifolios que cambian de color a partir de septiembre. Y no os olvidéis de practicar senderismo en el parque natural Sandstein-Wienerwald, a 20 kilómetros al oeste de Viena, ni de pasear por un paraje excepcional: los coloristas jardines de estilo inglés del palacio de Laxenburg. ¿Os imagináis el espectáculo en otoño? Puro ensueño.

4. Tanzania, la perla de África

Densueño
Densueño

Octubre es excepcional para contemplar a los animales salvajes de Tanzania. ¿Por qué? Porque es época de "lluvias cortas" y los caminos no están embarrados, con lo que se puede acceder a todas las zonas del país. Además, sin ese calor intenso y con toda la fauna pletórica, podréis hacer más relajadamente safaris fotográficos, visitar parques maravillosos, como el Serengeti o el del Katavi, y descubrir las reservas del Rift y el lago Manyara. Asimismo, podréis ver elefantes en el Tarangire, disfrutar de los paisajes, como el cráter de Ngorongoro, acercaros al Kilimanjaro y al lago Victoria, o descubrir las tierras altas acompañados de guerreros masái. ¿Existe una luna de miel más emocionante?

5. Maldivas: bienvenidos al paraíso

Viajes Spacio Libre
Viajes Spacio Libre

Los meses de octubre y noviembre son perfectos para una luna de miel en este destino, ya que es cuando hay muy pocas lluvias y los fondos marinos están repletos de vida. No es temporada alta y, además, el tiempo es divino. Maldivas, con sus 1200 diminutas islas sobre el Índico, es un paraíso. Descubriréis su esencia en Male, su capital, y en islas como la solitaria Kandholhu, Diffushi, de preciosas playas blancas y aguas cristalinas, o Vaadhoo, con sus arenas bioluminiscentes. 

Como podéis comprobar, el otoño es perfecto para planificar una luna de miel súper romántica. Sea cuál sea la opción que finalmente elijáis, no olvidéis que estáis de viaje de novios, por lo que es importante dedicar mucho tiempo a descansar y a mimaros tras unos meses más que ajetreados. Por lo demás, si ya habéis elegido los detalles de boda para los invitados y has encontrado tus zapatos de novia favoritos, ya no os queda tanto para el gran día. ¡Ánimo pareja!