Víctor Aláez

Una lista de invitados se va consolidando a medida que se reciben confirmaciones y esto será imprescindible para organizar las mesas del banquete y avisar al restaurante del número de comensales. Esta lista también es imprescindible para elegir los detalles de boda y poner en marcha la búsqueda de las ideas originales para bodas. El envío de las invitaciones de boda marcará el pistoletazo de salida de la organización en firme de vuestra boda.

Cuando se envían ya no hay marcha atrás: los invitados empezarán a planificar su agenda para adaptarse a la fecha e incluso organizar un viaje si tienen que desplazarse desde un lugar lejano. Por eso es tan importante saber cuándo enviar las invitaciones, para que el tiempo no se eche encima y exista margen para organizar todos los detalles con suficiente antelación y sin sobresaltos.  

¿Cuándo se envían?

Click and Pum

La tradición dice que las invitaciones deben enviarse entre seis y ocho semanas antes de la boda. Esto da a los invitados tiempo suficiente para organizar sus agendas y, si es necesario, sus viajes. Si has decidido organizar una boda en un lugar alejado de dónde vive, se tiene que enviar las invitaciones con un poco más de tiempo: unos tres meses antes aproximadamente. Recuerda que podéis elegir entre muchos tipos de invitaciones, como las invitaciones de boda vintage o aquellas que podéis diseñar vosotros mismos, como las invitaciones de boda caserasAntes de escribirlas no dejéis de ver textos para invitaciones de boda

Muchas parejas envían un “Save the Date” antes de mandar las invitaciones definitivas. El “Save the Date” es una tarjeta en la que únicamente se informa de la fecha en la que se celebrará la boda, sin dar más detalles, para que los invitados lo tengan en cuenta y lo marquen en sus calendarios. El “Save the Date” se manda entre seis y ocho meses antes de la boda.  

Invitados de otros países

4events

Si hay invitados que deben desplazarse desde otros países, se ha de considerar enviar las invitaciones un poco antes, ya que seguramente necesitarán más tiempo para organizarse. Envíalas como máximo doce semanas antes de la boda. Pensad que es posible que tengan que reservar vuelos y hoteles, y cuanto menos tiempo para hacerlo más difícil será encontrar buenos precios.

También en bodas que se celebren en fechas conflictivas por ser festivo o periodo vacacional, como en verano, en Navidad, Semana Santa o puentes del calendario festivo, los invitados deben conocer su citación a la celebración con una anticipación de seis meses o de lo contrario pueden preparar otros eventos coincidentes con la fecha de vuestra boda. 

¿Cómo nos confirman la asistencia?

Dany Traverso

Cuando enviéis las invitaciones definitivas, es importante pedir a los invitados que confirmen su asistencia. Una buena idea para invitaciones de boda es poner un número de teléfono, una dirección de email o una tarjeta de respuesta, en forma de postal franqueada con vuestra dirección, que simplemente tendrán que echar en un buzón para avisar de que no faltarán a la cita.

Pedid a los invitados que confirmen su asistencia no más tarde de dos o tres semanas antes de la fecha de la boda, porque cuando tengáis la lista de invitados definitiva tendréis que organizar las mesas del banquete, y esto lleva su tiempo. Si el menú es a elegir, pedid también que os indiquen su elección cuando confirmen la asistencia, para poder avisar al restaurante con tiempo suficiente (una semana, por lo menos) para que organice el banquete en función de lo que cada invitado va a comer y otro tipo de detalles, como las ideas para candy bar

¿Cómo se entregan?

Cotton Blue Fotografía

Se pueden entregar a mano, especialmente a los familiares y amigos más cercanos, así como a los que residen en la misma población que vosotros. Se trata de una muestra de deferencia hacia ellos que agradecerán. En caso de que vivan en diferente localidad a la vuestra o lejos de vosotros, podéis enviarlas por correo postal o un servicio privado de mensajeríaEn este caso, tened en cuenta los tiempos del correo postal, especialmente si se trata de un destino fuera de la Unión Europea.

Además de las invitaciones, es una buena idea crear una web de la boda con la información necesaria para los invitados. Les resultará cómodo a la hora de consultar los detalles de la localización o de la etiqueta, por ejemplo, para saber qué tipo de vestido de fiesta deben llevar o cómo enviaros los regalos de boda.