Casi todas las parejas aprovechan la variedad y las facilidades que da Internet para conseguir distintos artículos para el gran día, desde decoración a detalles, zapatos e incluso vestidos. Así que si os vais a lanzar a las compras online, os recomendamos leer con atención estos consejos.

¿En qué webs comprar?

Hoy en día hay un gran número de webs de confianza en nuestro país en los que encontrarás todo lo que buscas. De todas formas no está de más que preguntes a otras novias o leas las opiniones de los usuarios en Bodas.net. Si te aventuras a comprar en webs extranjeras, hazlo habiendo investigado siempre un poco de su fama y asegúrate de que sea merecida.

¿Qué tipo de envío?

Las webs de nuestro país suelen tener muy buenos convenios con agencias de transporte y los envíos aunque no baratísimos siempre, son rápidos y seguros. En muchos casos hay envío gratuito por compra mínima y ofertas de gastos de envío rebajados puntuales, estad atentos a las redes sociales para no perderos nada.
Si compras en el extranjero, lo mejor es el correo aéreo certificado pero hay que tener en cuenta posibles gastos y retrasos por aduanas así que hazlo con tiempo y siendo consciente del extra que supondrá.

¿Qué hacer si tienes dudas?

Siempre hay un mail o teléfono de contacto al que acudir si tienes dudas. Sé paciente esperando la respuesta, no esperes que sea inmediata. El trato a través del correo electrónico o el teléfono será un claro indicativo del servicio y atención al cliente de la web en cuestión que te ayudará a saber qué esperar de sus administradores.

¿El pago es seguro?

Es tan sencillo como mirar si la forma de pago lo es. Hay varias formas de hacerlo con tu tarjeta de crédito o de débito y en algunas ocasiones en nuestro país también se permite la transferencia bancaria.

¿Cómo saber si lo que recibes es lo que esperabas?

Comprueba y lee con mucha atención todos los datos que se facilitan del artículo antes de comprarlo. Medidas, color, posibles advertencias... lee todo, hasta la letra pequeña. Pero no olvides que estás comprando a través de una foto y de una pantalla por lo que siempre encontrarás pequeñas diferencias respecto a lo que habías visto por este motivo.