Retamosa Fotografía
Retamosa Fotografía

Las consecuencias de la COVID-19 y de la "nueva normalidad" son evidentes en el sector nupcial: mascarillas, geles hidroalcohólicos, mesas con menos comensales, distancia de seguridad, salas de baile reconvertidas, horario acotado y, también, límites de aforo. Sin duda alguna, medidas especiales a las que hay que adaptarse con rapidez para garantizar la seguridad y la salud de todos los presentes en una fecha tan señalada. ¿La buena noticia? Que las bodas siguen celebrándose, una muestra más de la fuerza poderosa que tiene el amor. Sin embargo, si en vuestro municipio existe un número máximo de asistentes en el lugar de la ceremonia y en el del banquete, os tocará poneros manos a la obra cuanto antes para reducir la lista de invitados, tanto si ya la habíais creado como si teníais pensado elaborarla en breve. ¿Cómo hacerlo? Siguiendo las pautas que os damos a continuación. ¡Descubridlas!

Estableced prioridades

Lo primero será clasificar a los seres queridos en diferentes grupos para que la tarea os resulte más sencilla y visual: amigos de la infancia, compañeros de la universidad, la pandilla del pueblo, colegas del trabajo, familiares de primer grado, familiares lejanos... De esta forma os será más fácil irlos descartando para quedaros solo con los imprescindibles, es decir, con los que no pueden perderse vuestro "sí, quiero" bajo ningún concepto. Seguramente se os habrán creado dos grandes grupos: aquellos que forman parte de vuestro día a día y aquellos que solo veis de vez en cuando o con los que el vínculo no es tan estrecho. A partir de aquí, podéis crear un tercer grupo con aquellos seres queridos que se situarían en medio de los dos anteriores, por si hay modificaciones de última hora en las normativas de cada territorio. Un truco muy útil tanto si podéis ampliar un poco la lista como si os veis obligados a reducirla todavía más, ¿verdad?

Elena CH Photo & Vídeo
Elena CH Photo & Vídeo

Quedaos con la familia más cercana

Es probable que este sea el punto más conflictivo, ya que se pueden crear problemas entre parientes o, lo que es peor, reavivar o empeorar algunos que ya existían. Y es que los lazos de sangre son siempre importantes, sobre todo los de los padres y los hermanos. Por eso, los de casa sí o sí deben estar sentados en primera fila para veros sonreír e intercambiar las alianzas –siempre y cuando exista una buena relación, claro está–. Y, si es posible, también los abuelos, tíos y primos. ¿Qué pasa con el resto? Aunque les dará pena no estar, si es por causas de fuerza mayor lo entenderán. Nadie mejor que ellos para mostraros empatía en un momento tan difícil para todos.

Descartad la gente que viene de fuera

Por mucha ilusión que les haga estar en vuestro día, puede que a los invitados que viven en el extranjero no les resulte fácil acudir a vuestra cita a causa de las restricciones con los que se pueden encontrar a la hora de desplazarse. Teniendo en cuenta esta circunstancia, podría ser gente con la que finalmente decidáis no contar. Comprenderán que deis prioridad a aquellos que viven en vuestra misma ciudad/pueblo o en los alrededores, sobre todo si les explicáis las limitaciones de aforo establecidas. 

i-blue
i-blue

Decid "no" a los invitados por compromiso

Puede que en vuestra lista de invitados tuvierais a gente con la que no tenéis mucha relación pero que debían estar, ya sea porque son íntimos de vuestros padres, conocidos que os convidaron a su enlace… Sea cual sea el caso, en una situación excepcional como esta son, quizá, el grupo de personas al que podéis renunciar desde un inicio. No por falta de ganas, sino por coherencia y menor afinidad.

Tened muy en cuenta a la población de riesgo

El gesto de no incluir en la lista de invitados a los colectivos más vulnerables de la pandemia, como las mujeres embarazadas, las personas de edad avanzada y las que tienen cualquier afección crónica, dice mucho de vosotros. Y es que por mucho que hayáis soñado tenerlos cerca en un día tan importante de vuestras vidas, puede que no resulte lo más adecuado dadas las circunstancias. Por muy limitado que sea el aforo, la boda seguirá siendo un evento social, por lo que es importante no poner en riesgo su salud, ¿no creéis?

Anaïs - Bodas y Eventos
Anaïs - Bodas y Eventos

Prescindid de los niños

Es el eterno dilema: ¿niños sí o no? Sin embargo, en una situación tan atípica como la que vivimos a causa de la COVID-19, la respuesta puede ser más fácil de lo que os parece. Y es que eliminar de la lista a los más pequeños os permitirá respirar tranquilos al pensar que estaréis contribuyendo a minimizar el riesgo de contagio. Eso sí, buscad la mejor manera de explicárselo a sus padres para que nadie se pueda sentir molesto.

Valorad si los compañeros de trabajo son imprescindibles

Os veis cada día, compartís confidencias y rutinas en el trabajo... ¿pero son realmente amigos incondicionales? Si la respuesta es negativa no tenéis que sentiros mal por no invitarlos a vuestra boda. ¡Seguro que entienden que estáis obligados a recortar al máximo la lista de personas que os pueden acompañar en una fecha tan señalada! En su lugar, cuando las normativas sanitarias lo permitan, podéis planificar con ellos un cóctel en la oficina para festejarlo, un afterwork especial para tomar algo o bien una pequeña celebración que reúna a todas esas personas especiales que, sin embargo y desgraciadamente, no os pudieron acompañar en vuestro "sí, quiero". ¡Los sorprenderéis!

Finca Los Sauces - Denire Eventos
Finca Los Sauces - Denire Eventos

Dejad fuera a los amigos complicados

Para las parejas, el objetivo principal del gran día es compartir su felicidad con sus seres queridos y, con el panorama actual, hacerlo con todos los protocolos de seguridad establecidos. Por eso, ahora más que nunca, es imprescindible supervisar quién estará acompañándoos en la mágica jornada nupcial, ya que deberéis aseguraros que sean personas que no tengan problema en cumplir las normas. ¿Por qué? Porque deberán seguirlas a rajatabla para evitar la transmisión del virus. Así que los que la lían o no acostumbran a seguir reglas… ¡mejor en casa!

Organizad otra celebración más adelante

¿No queréis prescindir de unos ni de otros? ¿Se os hace cuesta arriba la tarea de reducir la lista de invitados? Siempre os quedará la opción de organizar otra celebración más adelante. De este modo, conseguiréis reunir a "vuestra gente" de una manera o de otra. Seguro que al estar rodeados de todos ellos se os olvidarán los obstáculos con los que habéis tenido que lidiar por el camino.

Celebraciones Campo de Tenis y Padel Lew Hoad
Celebraciones Campo de Tenis y Padel Lew Hoad

Como veis, en la "nueva normalidad" las bodas íntimas están a la orden del día. Pero, aunque con menos invitados de lo habitual, presentan varias ventajas: tienen más posibilidades de personalización, ofrecen mayor flexibilidad, favorecen que la pareja pueda compartir más charlas y momentos increíbles con todos los suyos… Así que si os veis forzados a tener una celebración del estilo por el escenario sanitario actual, no sufráis porque seguro que todo saldrá genial y disfrutaréis igualmente al máximo del día de vuestra boda. Un último consejo: no os olvidéis de contratar a un fotógrafo profesional para que inmortalice las lágrimas de felicidad, los abrazos y las miradas cómplices. ¡Seguro que no faltarán!