Gerard Garcia

La mayoría de las bodas se planifican con un año, o incluso dos, de antelación. Pero si se tienen las ideas claras, compromiso y voluntad, en pocos meses se puede tener todo listo para el gran día. ¿Cómo? Te damos los mejores tips para conseguirlo.

Hay que hacerlo oficial

Antes de nada, decidid la fecha y pedid hora para el registro. El papeleo suele ser lo que más tarda así que será lo que marque el resto de vuestro calendario y conviene resolverlo cuanto antes.

Calendario inamovible

Al ir con el tiempo justo no puedes perder ni un segundo, ni cancelar algo que ya tenías planificado hacer. Por eso, es esencial fijar un timing inamovible de todos los preparativos para la boda. Organizaros en base a vuestro tiempo libre y nunca aplacéis nada de lo relacionado con el día B. Si en el calendario es posible, en la realidad también.

Zyllan Fotografía

Lista de invitados

De las primeras cosas que debéis hacer es la lista de invitados. 4 meses no sólo son pocos para los novios, sino que también lo son para los invitados. Por eso, cuanto antes les aviséis más fácil será poder contar con su asistencia. La herramienta “Mis invitados” de bodas.net os puede facilitar la tarea, podréis organizar a todos vuestros invitados, pedirles confirmación de asistencia e incluso enviarles un save the date online.

Delegar tareas

Al anunciar el enlace con los más cercanos, podéis aprovechar para delegar tareas en alguna de vuestras personas de confianza. Os ayudarán encantados y así podréis dedicar más tiempo a otros preparativos más personales.

Mente abierta

Es muy posible que al tener tan poco tiempo de previsión, algunas de las cosas que querías no sean posibles pero no por ello vuestra boda va a dejar de ser perfecta. Tened la mente abierta y valorad vuestras prioridades, es decir, pensad en aquello que queréis sea como sea y sed más flexibles con el resto de cosas que os parecen menos importantes.

Internet, vuestro gran aliado

Como el tiempo que tendréis es limitado, Internet puede ser una solución ideal para consultar regalos, detalles, decoración… ¡y todo sin moverte de casa! Pensad que hoy en día, todo está en la red, así que antes de perder tiempo acercándoos a la tienda, revisad qué sitios son los que más os interesan.

Koldo Salazar fotografía

Wedding planner

Si disponéis de presupuesto pero no de tiempo, lo más acertado es contratar a un wedding planner que os ayudará muchísimo en todos los preparativos. Es un profesional que está acostumbrado a este tipo de eventos y que puede conseguir tenerlo todo listo en un tiempo récord.