Bodas

13 maneras de involucrar a tu suegra en la boda

Además de tu suegra, es la madre del novio, la madrina y, después de vosotros, una de las figuras más importantes el día B. Así que, dependiendo del grado de implicación que desee, no dudes en pedirle ayuda durante los preparativos nupciales.

¿Aún sin wedding planner? 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas

Aunque deseas que tu madre, tus hermanas y tus amigas te acompañen en la búsqueda del vestido de novia que siempre has soñado, te asesoren sobre lo que te queda mejor en las pruebas del maquillaje y peinado de boda y te informen sobre las flores que marcan tendencia para poder lucir un ramo de novia a la última, lo cierto es que las suegras también te pueden ayudar en estas y muchas otras tareas. Así que no lo dudes y haz partícipe a la tuya de los diferentes preparativos. ¡Se sentirá incluida y feliz! 

1. Aportando ideas para la temática

Más allá del día, la hora y el tipo de enlace, una de las primeras decisiones que se toman durante la organización del "sí, quiero" es la temática del mismo. Es decir, el eje en torno al cual se organizarán las ideas divertidas para bodas: el estilo, la inspiración, los detalles... Un excelente momento para pedirle opinión a tu suegra, ¿no te parece?

Anna Svobodova

2. Escogiendo iglesia, juzgado o espacio

Si tu suegra es creyente, nadie mejor que ella para asesoraros sobre las capillas, ermitas, iglesias, basílicas o catedrales que mejor se adaptan a vuestro tipo de enlace. Si se trata de una suegra urbanita dominará los espacios administrativos para un "sí, quiero" civil. Y si tenéis pensado celebrar un enlace al aire libre, no dudes en pedirle que os acompañe para que dé su valoración acerca de los diferentes espacios que visitéis. Seguro que ella sabe apreciar detalles que a vosotros, quizá, se os pasen por alto.

3. Eligiendo la decoración

Está claro que elegir tanto la temática del enlace como las ideas de decoración para la boda son cosa vuestra. Sin embargo, no está de más que, si dudáis entre diferentes vajillas o sobre cuál es la mejor disposición de las mesas, por ejemplo, se lo consultéis a ella. La decisión siempre es vuestra, pero oír su consejo os puede resultar muy útil.

Jorge Carrillo

4. Administrando el papeleo

Tanto los matrimonios civiles como los religiosos necesitan cierta gestión y un papeleo previo, que suele ser rutinario, como ir a pedir la partida de nacimiento o de bautismo al Registro Civil o a la iglesia donde os bautizaron. Si los dos trabajáis y andáis escasos de tiempo, puede ser un buen momento para pedirle ayuda a tu suegra. ¡Seguro que se anima a resolver lo que pueda en vuestro nombre!

5. Detallando la lista de invitados

Es más que probable que a la hora de elaborar la lista de familiares y amigos que queréis que os acompañen en un día tan importante de vuestras vidas os surja más de una duda. ¿Debemos invitar a aquel tío lejano? ¿Hay que enviar la fantástica invitación de boda vintage a esos primos segundos a los que apenas hemos visto nunca? Unas dudas que seguro que tu suegra sabrá despejar. Así que no dudéis en reuniros con ella antes de ultimar la lista.

Balneario Illetas

6. Gestionando a los proveedores

Tu suegra también se puede encargar de las gestiones con los proveedores. Los regalos para invitados de boda, el catering nupcial, las fantásticas ideas para el photocall… Hay muchas partidas del "sí, quiero" en las que tu suegra podrá intervenir, descargándoos así de realizar muchos trámites.

7. Asistiendo a las pruebas

Invitar a tu suegra a asistir a las diferentes pruebas será todo un acierto, sobre todo si tienes buen trato con ella. Ya sea la del increíble vestido de novia 2021, la del maquillaje que mejor destacará tus facciones, la del recogido para 2020 o la del menú del día B. Confía en su criterio. Seguro que sus comentarios resultan muy acertados.

8. Acompañándola a encontrar su look perfecto

Tras el traje de la protagonista del día B, el vestido de madrina es el más observado de la gran cita nupcial. Así que seguro que querrá verse tan elegante y espléndida como la ocasión merece. Ofrécete para ir con ella a sus citas con el modisto o de tiendas y pasad un día estupendo a solas. A ella también le encantará conocer tu opinión y ver que su elección os convence por igual.

9. Pidiéndole algo prestado

Según reza la tradición, la nueva debe lucir "algo nuevo, algo viejo, algo azul y algo prestado". No dudes pues en pedirle ese "algo prestado". Será un honor para ella y a tu pareja le emocionará mucho. Una joya familiar, como unos pendientes o una pulsera, será perfecta.

Ernesto Naranjo

10. Aprovechando sus talentos

Más allá de sus dotes organizativas o de asesoría, una posibilidad es que tengas una suegra con cierta habilidad para las manualidades. En ese caso, recurre a sus habilidades para el DIY a la hora de hacer un lettering especial en los textos para invitaciones de boda, un detalle ornamental para los rincones del lugar de celebración, un envoltorio maravilloso para los regalos para invitados de boda que repartiréis entre todos los presentes...

11. Recogiendo encargos

Conforme el gran día se acerca, es probable que te sientas un poco nerviosa. Así que será un excelente momento para delegar algunas de las tareas pendientes, como recoger los encargos que ya estén listos. Y en este sentido, tu suegra será muy efectiva. Os descargará la agenda y ella se sentirá imprescindible.

White&Gold

12. Saludando a todos los presentes

Pedidle también su ayuda el día B. ¿Cómo? Saludando a todos los invitados antes de que ambos hagáis vuestro camino triunfal hacia el altar, por ejemplo. Pero también durante el aperitivo nupcial, a lo largo de la fiesta... ¡Será una relaciones públicas de primera!

13. Repartiendo distintos elementos nupciales

Su ayuda el día B no acaba aquí, pues también le puedes pedir que reparta los misales o bien los detalles originales para bodas que con tanto mimo habéis elegido para vuestros seres queridos. Aceptará encantada, pues de este modo podrá charlar con todos los presentes.

Rosseblanc

Vuestro gran día va a salir perfecto, sobre todo teniendo en cuenta la gran ayuda que os brindará tu suegra durante toda la organización del enlace y a lo largo del gran día. Así que no olvidéis agradecérselo en vuestro "sí, quiero", ya sea alabando lo increíble que está con su vestido de fiesta, entregándole un bonito ramo, reconociendo su apoyo en el discurso o sacándola a bailar una de las canciones de boda. ¡Su colaboración es básica!

¿Aún sin wedding planner? 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas

Otros artículos que te pueden interesar