Fotobox Fotografía & Wedding Stories

Quizá ahora tus pensamientos están puestos exclusivamente en buscar diseños de vestidos de novia, encontrar unos maravillosos zapatos de novia o diseñar tú misma tus invitaciones de boda. Pero antes de todo esto, tú y tu pareja deberíais pensar qué tipo de ceremonia queréis. 

Los motivos por los que una pareja elige una ceremonia civil o religiosa son diversos. Por regla general ambos contrayentes lo tienen muy claro desde el principio, pero en otros casos cuesta tomar una decisión. Elijáis la opción que elijáis siempre tendréis que tener a punto una serie de trámites y documentos. Esta es una pequeña guía, con todo lo necesario para casaros por la iglesia o civilmente.

¿Qué trámites hay que realizar?

Fandi

Lo primero a tener en cuenta son los trámites administrativos y legales. En una ceremonia religiosa los procesos pueden ser más rápidos, porque la Iglesia se encarga de toda la documentación legal y os la tramita para que sólo tengáis que preocuparos de firmar. Sin embargo, si organizáis una ceremonia civil, los trámites los deberéis hacer vosotros: pedir cita en el ayuntamiento o sede oficial, reunir la documentación necesaria y gestionar con el Registro Civil las citas y solicitudes que se requieran.

"Nos casamos por lo civil"

Curro Pastor - Afótate

Según el Instituto Nacional de Estadística, 6 de cada 10 matrimonios que se celebran en España son civiles. Si decidís casaros civilmente, ya sea en el juzgado, ante un notario o en ese lugar maravilloso que habéis elegido, debéis preparar con tiempo una serie de documentación. Tomad nota:

  • Original y fotocopia del DNI, pasaporte o tarjeta de residencia de cada uno.
  • Certificado de empadronamiento de los novios, donde se indique dónde han residido los últimos dos años. Este documento podéis solicitarlo a vuestro ayuntamiento. Pero si habéis residido en el extranjero, hay que pedirlo al consulado del país donde hayáis vivido.
  • Certificado literal de nacimiento de los dos miembros de la pareja (Registro Civil).  
  • Declaración jurada de estado civil de soltería. Este documento os lo darán en el Registro Civil cuando se presenten los papeles. Si uno de los dos está divorciado, hay que aportar el certificado literal del matrimonio anterior (Registro Civil de la localidad del casamiento anterior).
  • Si uno o los dos es viudo, se necesita un certificado literal del matrimonio y el certificado literal de defunción del cónyuge anterior.
  • Instancia del Registro Civil. Se trata de un documento que os facilitarán en el Registro Civil. 

¿Y los testigos?

The Fifty Moments

Los testigos de vuestra boda desempeñan un papel fundamental, ya que con su firma dejan constancia que han sido testimonios de vuestra unión. Deben estar presentes durante la lectura del acta y firmar conforme esta se ha llevado a cabo. También participan de forma activa en la ceremonia.

Si os casáis civilmente, se necesita un testigo para la tramitación del expediente. Su función es la de dar fe de que ninguno de los contrayentes se presenta en contra de su voluntad. Siempre está presente en el inicio del expediente matrimonial (antes de la boda) en el Registro Civil o el ayuntamiento. Y para la firma del acta matrimonial se requieren, como mínimo, dos testigos más mayores de edad. Pueden ser amigos, familiares... La función es la de dar fe del acto del matrimonio.

Y una vez tengáis todo el papeleo en marcha, seguro que os sentiréis mucho más tranquilos para seguir con el resto de los preparativos: mirar y remirar los detalles originales para bodas, buscar esa música para boda civil o averiguar donde se puede comprar ese traje de novio original para tu pareja.   

"Preferimos una ceremonia religiosa"

Curro Pastor - Afótate

El Estado reconoce el matrimonio canónico como legal, por lo que no se debe ir ni al Registro Civil ni al Juzgado. Si vais a celebrar una boda religiosa católica, preguntad en vuestra parroquia o aquella iglesia, que hayáis escogido, sobre los requisitos que se deben cumplir y qué documentación se requiere. Generalmente en todas las diócesis se solicitan los mismos trámites, pero pueden haber pequeños matices, que el párroco os puede aclarar.

Según la disponibilidad de la iglesia conviene empezar a hacer trámites con antelación. Si los dos pertenecéis a la misma diócesis, pedid cita con unos nueve meses de antelación. Si uno de los dos no pertenece a esa diócesis, fijaros un año antes de la boda para empezar todos los trámites. Recordad que también deberéis hacer un cursillo preparatorio para el matrimonio. En todos los casos no fijéis la fecha de la boda hasta que os lo indiquen, pues se ha de cumplimentar el papeleo del expediente matrimonial. 

La documentación imprescindible 

  • Fotocopia del DNI.
  • Fotocopia de la hoja del libro de familia de los padres donde aparece inscrito vuestro nombre.
  • Partida de bautismo (se puede pedir en la parroquia donde os bautizaron).
  • Certificado literal de nacimiento (solicitar en el Registro Civil de la localidad donde nacisteis).
  • Certificado de fe y estado (se solicita en el Registro Civil).

En caso de viudedad de uno de los contrayentes se precisa un certificado de matrimonio de la Iglesia donde aparezca el matrimonio con el cónyuge fallecido y si ya estáis casados civilmente se os pedirá un certificado del matrimonio civil y una fotocopia, que se expide en el lugar donde os casasteis. Para otro tipo de situaciones, es aconsejable informarse en la misma parroquia. Mientras se van resolviendo los trámites podéis ir pensando en esa música para bodas religiosa, tan especial, que sonará en la ceremonia.

¿Los mismos testigos que en una ceremonia civil?

Pedro Zamorano

En la boda religiosa se precisan dos tipos de testigos: los testigos de la toma de dichos y los de la ceremonia. Los primeros testigos que se escogen son los testigos de la toma de dichos que son citados por el párroco tres meses antes de la boda. ¿Requisito indispensable? Que no sean familiares de los contrayentes y que conozcan muy bien a los novios. A estos testigos se les pregunta cuánto tiempo hace que conocen a la pareja y otras cuestiones destinadas a comprobar que la unión es por amor.

Los testigos de la ceremonia pueden ser, o no, los mismos testigos que en la toma de dichos. Suelen ser familiares o amigos en un número mayor de dos. Durante la ceremonia dan fe que la boda se ha celebrado firmando el acta y participando activamente en la ceremonia.

¿Y si nos casamos en el extranjero?

Joseph & Angela

Cuando al menos uno de los contrayentes tenga la nacionalidad española o la adquiera con posterioridad a la celebración del matrimonio:

A. Inscripción de matrimonio religioso:

  • Presentación de la certificación eclesiástica.
  • Certificado literal de nacimiento del cónyuge español.
  • Certificado de nacimiento del cónyuge extranjero.
  • Documento Nacional de Identidad del nacionalizado español.
  • Acreditación del domicilio en España. 

B. Inscripción de matrimonio civil:

  • Certificado de matrimonio expedido por el Registro Civil local extranjero.
  • Certificado literal de nacimiento del cónyuge español.
  • Certificado de nacimiento del cónyuge extranjero.
  • Documento Nacional de Identidad del nacionalizado español.
  • Acreditación del domicilio del promotor en España.

Dónde presentarla

En el Registro Civil del municipio en el que se haya celebrado el matrimonio. Si el matrimonio se ha celebrado en el extranjero, en el Registro Civil Central.

Y vosotros, ¿qué tipo de ceremonia elegiréis? Si tenéis resuelto este tema, pero todavía estáis indecisos con otros asuntos, como decidir los vestidos de fiesta de las damas de honor o cuáles son esos detalles de boda perfectos para vuestros invitados, es aconsejable que toméis una rápida decisión. ¡El tiempo vuela!