Israel Viñuela Fotografía
Israel Viñuela Fotografía

Quizá tenéis previsto casaros en un lugar en el que es previsible que llueva en la fecha que figura en las invitaciones de boda. Y aunque existen muchas supersticiones nupciales al respecto –igual que con la tradición de no ver el vestido de novia hasta el día del enlace–, lo cierto es que con un poco de organización ni siquiera el clima podrá entorpecer vuestro gran día. ¡No os perdáis estas ideas originales para bodas!

Outfit adecuado

Valeca Studio
Valeca Studio

Si no hace demasiado frío y vuestra boda es más bien informal, ¿qué te parece apostar por un vestido de novia corto que no arrastre el agua? ¿O por unos zapatos de novia cómodos o por unas botas de agua para ambos? Con un poco de imagnación, adaptar el estilismo nupcial os resultará sencillo... ¡y hasta divertido!

Accesorios y regalos adaptados

David Ortega Baglietto
David Ortega Baglietto

Al entrar al juzgado o iglesia podéis repartir entre todos los presentes diferentes detalles originales para bodas que sirvan para que vuestros seres queridos se protejan de la lluvia: paraguas blancos o negros (con algo de tiempo los podéis diseñar con el logo del enlace o con vuestras iniciales), gorros impermeables, chubasqueros... No tengáis reparo en desarrollar vuestras ideas divertidas para la boda, porque marcaréis la diferencia. Vuestro enlace será, sin duda, uno de los días más felices de vuestra vida, por lo que lo importante es poner buena cara a cualquier posible contratiempo que pueda surgir y centrarse en disfrutar. Toda aparente eventualidad puede (y debe) convertirse en una ventaja a vuestro favor. Incluso la lluvia.

Un exterior acondicionado

La Baronía
La Baronía

Las celebraciones en el exterior son muy especiales, pero es necesario que contéis con un plan B en caso de que el día elegido llueva sin control. Si es así, lo ideal es instalar carpas con los laterales y el techo transparentes. De este modo, no solo os estaréis guareciendo del frío y de la lluvia, sino que tanto vosotros como vuestros familiares y amigos podréis contemplar cómo llueve mientras os dais el "sí, quiero" o degustáis los deliciosos platos que componen el banquete nupcial. Sin duda, un paisaje y una atmósfera de lo más románticos y emotivos, ¿verdad?

Eso sí, recordad que es preciso que la carpa cuente con un pavimento antideslizante que no embarre demasiado las suelas de los zapatos ni los bajos de los vestidos de fiesta largos de las invitadas.

Interiores agradables

Gipuzkoa Bodas
Gipuzkoa Bodas

Si la opción de las carpas exteriores no os acaba de seducir y tenéis previsto intercambiar las alianzas o degustar el banquete nupcial en el exterior, necesitaréis tener un plan B a prueba de inclemencias metereológicas. Es decir, que deberéis aseguraros que el lugar de la ceremonia y celebración cuenta con algún espacio cerrado, con la suficiente capacidad para que el gran día salga tan redondo como esperábais. Así, tendrá que disponer de los metros necesarios para poder entregar el ramo de novia natural sin problema, hacer los brindis, cortar la tarta, abrir la pista de baile... Con una buena iluminación para días lluviosos daréis un punto íntimo al espacio. Vuestros seres queridos se reunirán en torno a una buena mesa y a una buena conversación y no les importará en absoluto el tiempo que haga fuera. ¡Seguro!

Sesiones de fotos mágicas

Bigote Verde
Bigote Verde

Realizar la sesión de fotos en un día lluvioso os dará mucho "juego" y os permitirá conseguir unas imágenes únicas e increíbles. No perdáis la oportunidad de aprovechar los charcos del suelo para reflejaros en ellos o bien para mostrar el maravilloso paisaje que os rodea. También podéis besaros bajo la lluvia o miraros fíjamente mientras el agua no cesa de caer a vuestro alrededor. ¿Puede haber algo más mágico y romántico? Y tranquilos. Si os quedáis con ganas de una sesión de fotos en un clima soleado, apostad por un reportaje postboda en una fecha climatológicamente más favorable. ¡Será una ocasión magnífica para volver a lucir vuestros increíbles outfits nupciales!

Diego Egusquiza
Diego Egusquiza

Así que ya sabéis: bailad las canciones para bodas con la lluvia cayendo y olvidaos de formalidades. No importa si se deshace el peinado de boda, porque la diversión del momento hará que haya valido la pena. ¡Y os reiréis como nunca! A fin de cuentas, lo que importa es el gran día que estáis viviendo y lo bien rodeados que estáis por todos aquellos que queréis y que os quieren. ¡Disfrutad!