Ster&Nico

Lejos de la imagen algo "fría" que se puede tener de las bodas civiles, este tipo de ceremonias pueden ser tan personales como deseéis. No se rigen por ritos religiosos, por lo que los límites solo dependen de vuestros gustos y de las ideas originales para bodas que tengáis en mente. De hecho, los enlaces civiles os dan mucha más libertad a la hora de organizar la ceremonia, ya sea en las lecturas, en las canciones para bodas o, incluso, en el protocolo que se debe seguir.  Dejad volar vuestra imaginación y contad con tantas personas como queráis para que os ayuden y participen en el día más importante de vuestra vida. Preparad las invitaciones de boda, el vestido, la ilusión y daros el “sí, quiero” como siempre habíais soñado.

¿Por qué elegir una boda civil?

Amalgama Fotografía

Un matrimonio civil tiene los mismos derechos a efectos legales que un matrimonio religioso. La elección entre uno y otro es muy personal y siempre dependerá de vuestras creencias, así como del tipo de ceremonia que estéis planeando en función de vuestros gustos y estilos.

La ceremonia se realiza en cualquier organismo judicial y es oficiada por un alcalde, concejal, juez de paz o cualquier persona relacionada con las leyes que tenga potestad para validar el matrimonio. La duración media suele ser de unos 15 o 20 minutos, donde se leen los artículos 66, 67 y 68 del Código Civil, los relacionados con el matrimonio. Los novios consienten esa unión y tanto ellos como los testigos firman el acta matrimonial. Dicho así entendemos que pueda parecer una ceremonia fría y nada íntima, pero nada más lejos de la realidad. Poned en práctica todas esas ideas para bodas civiles que se os han ocurrido y que os han ido proponiendo, y seguid añadiendo más a la lista. El límite lo ponéis vosotros, por lo que podéis hacer realidad todos vuestros sueños. Así que la duración de la ceremonia también la decidís vosotros.

La firma del acta es un simple trámite. Muchas parejas deciden, incluso, hacerla un día laborable, organizando para el día B una ceremonia a su gusto como representación de esa firma que ya han realizado. Podéis elegir hasta a la persona que os “unirá” en matrimonio. ¿Quién mejor que un hermano, una cuñada o ese amigo vuestro que os presentó y que ha visto crecer vuestro amor desde el principio? Las ceremonias civiles os permiten crear algo precioso basado en la confianza y en el cariño. Son tan cercanas como queráis que sean. Y siguen unos pasos muy similares a los de los enlaces religiosos: llegada del novio, entrada de la novia, lecturas de los invitados y de los artículos civiles, aceptación del matrimonio, intercambio de anillos, el beso… Y, además, pueden incluir algún ritual no religioso, como la ceremonia de la luz, de la rosa o del vino, por poner algunos ejemplos.

Universo de opciones

Manuel de Castro

Vuestra boda civil va a ser algo único, especial. Has elegido el vestido más bonito de entre todos los vestidos de novia vintage que te probaste y te has decidido por esos zapatos de novia de color morado que van con tu estilo y tu personalidad. Es cierto que en estas decisiones tu pareja no puede (o no debe) ayudarte por aquello de no romper la tradición, pero en otras muchas sí. Vais a disfrutar escogiendo entre los dos la música para bodas civiles que queréis que suene en vuestro enlace, las lecturas que se leerán durante la ceremonia o los poemas de amor que no pueden faltar en una celebración de estas características. Atreveros, incluso, a pedirle a la gente más importante para vosotros que os escriban unas palabras. La ceremonia estará guiada por vuestros amigos y familiares, y la emoción impregnará hasta las coronas de flores que lleven la novia y sus damas de honor en el pelo.

¿Habéis pensado ya en los detalles de boda que vais a regalar a vuestros invitados? La boda en sí ya será un recuerdo que nadie olvidará, pero nunca está de más darles una sorpresa para agradecerles que estén compartiendo con vosotros ese momento tan especial. Pensad en algo que les guste, que sea práctico o que puedan combinar con sus vestidos de fiesta, por ejemplo. ¡Les encantarán!