Matilde Cano es una de las diseñadoras españolas con más proyección internacional distribuyendo en países como Francia, Italia o Brasil y hasta sumar un total de 15. La elegancia y la calidad son la base de todos sus diseños y su mayor seña de identidad, algo que no ha perdido la siguiente generación, sus hijas Marisa y Olga.

Si queréis conocer más sobre esta firma pionera en el mundo de la moda y sobre sus creaciones no os perdais la entrevista que nos ha concedido la diseñadora con motivo de la presentación de su nueva colección Jazz Story en la Barcelona Bridal Week.

¿Piensas en un perfil de mujer concreto a la hora de crear tus diseños?
Los looks van dirigidos a la mujer actual con una fuerte personalidad y una seguridad en sí misma inigualable. Son una apuesta segura para las ceremonias.

Aunque de momento solamente te has centrado en la confección de vestidos de fiesta y has colaborado con diseños de calzado y tocados, ¿entra en tus planes de futuro adentrarte en el mundo de los vestidos de novia?
En principio no. No obstante, algunos vestidos que hemos confeccionado se asemejan o tienen cierto parecido a los vestidos de novia debido a los tejidos y colores utilizados.

 

¿Qué diferencia tu nueva colección “Jazz Story” de las anteriores?
En esta colección se refleja todo el universo musical de los años 20 al ser una época llena de creatividad y quiere materializar todo ese espíritu en cada uno de nuestros diseños. Todo para conseguir una imagen de flapper contemporánea.

¿El futuro de los vestidos de fiesta está en la innovación o en saber combinarla con un estilo tradicional?
La innovación consideramos que es un rasgo importante en el sector del textil. Cada novedad que se aporta es un valor añadido. Lo mejor es que cada persona combine las prendas acorde con su estilo.

  

¿Crees que es más importante mantener un estilo propio y característico que adaptarse a las últimas tendencias en moda?
Tener estilo propio significa que la gente relacione nuestro producto con Matilde Cano. De esta manera, se consiguen clientes fieles ya que sus gustos coinciden con los de la firma. No obstante, escuchamos los gustos del público para adaptarnos a sus necesidades. 

 

¿Cuál consideras que es la clave la del éxito de tus diseños?
Ponerle mucho amor al trabajo. Tenemos, además, una plantilla de 60 trabajadores (el 95% mujeres) y toda la producción se hace en España.

¿Por qué crees que tus creaciones triunfan tanto en nuestro país como en otros tan diferentes como Francia, Italia, Puerto Rico o Brasil?
El sello español de la firma se plasma en cada uno de los diseños y esto hace que internacionalmente de reconozca. Los volantes, los colores rojos... son elementos que venden mucho internacionalmente.