Imatges de Vidre

Las alianzas y las arras son dos de los símbolos clásicos de la ceremonia del matrimonio. Los anillos, al no tener principio ni fin, simbolizan el compromiso, la unión de dos personas que inician libremente una vida en común, mientras que los bienes que compartirán a partir de ese momento se simbolizan con las 13 monedas denominadas arras.

Las alianzas

El anillo de boda, denominado alianza, es el símbolo de compromiso entre la pareja y por eso la novia coloca el anillo en el dedo anular de la mano derecha o izquierda del novio  —varía en función del lugar de residencia— y éste se lo pone a la novia. Su origen hay que buscarlo en el valle del Nilo, pero en realidad fueron los romanos los que utilizaron las alianzas para sellar acuerdos, ya que llevaban el sello de la casa a la que pertenecía el señor. Con el tiempo, se empezaron a usar en los matrimonios. Al contraer matrimonio, el señor le entregaba a la esposa un anillo con el sello para que marcara el menaje de la casa. Entonces el anillo era de hierro.

Las alianzas pueden ser iguales o diferentes, de materiales nobles, como el oro, la plata o el platino, o bien una combinación de metales. Tradicionalmente las alianzas han sido de oro, pero en la actualidad todos los diseñadores ofrecen alianzas en plata, platino o mezcla de dos oros. El diseño puede ser el clásico aro de oro, de unos 3 mm de ancho y 1,2 mm de grosor, al más contemporáneo que conjuga materiales y formas, es decir, alianzas que no son iguales pero se complementan.

Zonart Fotografia

Aunque las modas van evolucionando, es frecuente que las alianzas lleven grabado el nombre de los novios y la fecha de la boda; también pueden intercambiarse los nombres en las alianzas e incluso grabar una frase romántica que sea especial para la pareja. Los anillos de boda deben ser atemporales y cómodos de llevar, porque lo más habitual es que los llevéis siempre puestos.

Las arras

Las arras son 13 monedas que los novios se intercambian en la ceremonia como símbolo del intercambio de bienes, es un símbolo material de la ceremonia de boda que indica que a partir de ahora la pareja compartirá los bienes. La ceremonia de arras correspondía tradicionalmente a una ceremonia religiosa y tiene sus orígenes en la tradición romano- germánica. Las monedas simbolizan los 12 meses del año más una moneda que representa la caridad de la pareja hacia los más desfavorecidos. Suelen ser monedas de plata o de oro, que llevan los pajes o bien los padrinos.

María José Crespo

En la Edad Media, las arras equivalían a un porcentaje de las propiedades del novio, pero en la actualidad no tienen nada que ver con las propiedades de ninguno de los contrayentes ni de sus familias. La Iglesia vinculaba esa entrega al matrimonio, es decir, un matrimonio no era válido y se consideraba concubinato si no existían las arras. También se asociaba a la dote que entregaba la familia del novio por la autenticidad de la virginidad de la novia. Las monedas pueden ser un legado familiar, o también un regalo de algún amigo o familiar.

La ceremonia de entrega de alianzas es habitual tanto en las bodas civiles como en las religiosas, pero es una costumbre, lo que significa que si no quieres lucir una alianza el matrimonio será válido igualmente.