Jesús Legaz Carreño - Oficiante de ceremonias
Jesús Legaz Carreño - Oficiante de ceremonias

Ya habéis tomado muchas decisiones importantes en lo que a la organización del enlace se refiere, pues habéis escogido tanto el vestido de novia como los diferentes complementos, no tenéis dudas sobre las ideas originales para bodas que no queréis que falten en vuestro esperado día B y habéis enviado las invitaciones de boda. Pero, ¿tenéis claro cómo vais a celebrar vuestro enlace? Si habéis optado por un "sí, quiero" civil pero no os gusta la frialdad de la "firma de papeles" en el juzgado, debéis saber que hoy en día son muchas las parejas que después deciden celebrar su propia ceremonia. En ese momento ya estarán legalmente casadas, pero eso es algo intrascendente cuando lo que se busca es una celebración del amor, ¿no os parece? Así, muchos de los banqueteros que encontraréis en el portal, ya sean fincas, masías, bodegas u hoteles, por ejemplo, disponen entre sus instalaciones de bellos jardines o terrazas en los que podréis intercambiar las alianzas como siempre habéis soñado. Estas ceremonias pueden ser totalmente tradicionales o, por el contrario, diseñarse a gusto de los contrayentes, creando un rito original y divertido. Los oficiantes profesionales serán, sin duda, los más indicados para oficiar la ceremonia y los que mejor saben cómo llevarla, consiguiendo que todo se ajuste a vuestros gustos e ideas. Pero también un ser querido puede hacer este papel.

1. Un oficiante profesional

Si optáis por un oficiante profesional, reuníos con él antes del día B y explicadle cómo queréis que sea la ceremonia. Con sus bonitas palabras, y su experiencia, él o ella se encargará de que ese momento tan especial de vuestras vidas sea realmente único. Es decir, se adaptará a vuestro estilo, a vuestros valores y a vuestras peticiones para que disfrutéis de una ceremonia 100% personalizada y totalmente fiel a vuestra esencia. ¿Cómo? Estudiando cada detalle –como las lecturas, el momento del intercambio de las alianzas y la música– y gestionándolo todo para que el resultado sea el esperado. Además, muchos de ellos se encargan de la coordinación el día de boda, de los servicios complementarios –como el atril, la micfrofonía y los artículos especiales para hacer diversos rituales– y, en algunos casos, incluso ofrecen un servicio de aseroría nupcial. Y es que del mismo modo que no hay dos parejas iguales, no pueden haber dos ceremonias idénticas. ¡Como tampoco lo serán las ideas para el photocall que habéis elegido!

Carlos Ayala Argente
Carlos Ayala Argente

2. Un familiar muy especial

Si tenéis la suerte de tener un familiar muy cercano, capaz de hablar en público con soltura y simpatía, podéis hacerle muy feliz si le pedís que se encargue de oficiar vuestra boda. Puede ser uno de vuestros hermanos, primos, tíos e, incluso, abuelos. La ceremonia será entrañable para todos y tendrá realmente un sabor y una personalidad únicos. Tan únicas como serán esas ideas divertidas para bodas que habéis elegido con tanto mimo pensando en todos vuestros seres queridos.

3. Uno de vuestros mejores amigos

Es una persona con quien habéis pasado muchos ratos juntos, con quien habéis compartido momentos increíbles y que os conoce casi mejor que vosotros mismos. Así que seguro que tiene muchas anécdotas que contar y que la ceremonia resultará de lo más emotiva y emocionante para todos los presentes. ¡Y elegirlo estrechará aún más vuestra amistad! Si os ha ofrecido su ayuda en la organización de los diferentes preparativos nupciales, como en la confección de las invitaciones de boda caseras, por ejemplo, o en la elección de las mejores ideas de decoración para bodas, estará encantado/a de participar en un momento tan emotivo de vuestras vidas. ¡Será todo un honor para él/ella!

Luz Verde Eventos
Luz Verde Eventos

4. Una persona a quien admiráis especialmente

¿Sentís una gran admiración por un periodista, un escritor, un actor o un político de vuestra localidad? No es frecuente que las parejas pidan a este tipo de personas que oficien ceremonias "libres", por lo que es posible que se sientan halagados y accedan a hacerlo. No renunciéis a esta posibilidad antes de tiempo. ¡Será una ceremonia llena de emociones!

5. Un profesor o profesora

¿Recordáis a aquella profesora de instituto que se comportaba más como una amiga que como una maestra? ¿O a aquel maestro que supo contagiaros el amor por la literatura? ¿Seguís en contacto con alguno de vuestros tutores? Los profesores son personas cultas y acostumbradas a hablar en público, por lo que pueden sorprenderos a todos con un discurso muy profundo si les pedís que sean ellos los encargados de oficiar vuestra ceremonia acompañada de música para bodas civiles. Sin duda, todo un honor para ellos y un halago para vosotros.

Sergio García
Sergio García

6. Un médico o terapeuta

¿Tenéis en las familias a un médico de toda la vida que os conoce desde que nacísteis? ¿Acudís a clases de meditación o hacéis terapia con alguien que se ha convertido en una persona importante para vosotros? Esta elección puede ser muy acertada, ya que los profesionales de la salud suelen tener una gran empatía. Y podrán comentar anécdotas sobre vosotros con conocimiento y, sobre todo, mucho cariño. ¡Una elección de lo más acertada!

Como veis, lograr la boda de vuestros sueños es mucho más sencillo de lo que podáis imaginar y, para conseguirla, la personalización es básica. La ceremonia, el banquete, las canciones de boda que acompañarán cada uno de los momentos de la jornada, la elección de los mejores detalles de boda para todos vuestros seres queridos... ¡Disfrutad de un día B a vuestra medida!