Claudia Sanchiz

Para asentar las bases de lo que será la organización de vuestra boda es recomendable que tengáis claros una serie de puntos importantes desde buen principio. Una vez tengáis las respuestas a estas preguntas, podréis empezar a trabajar con la tranquilidad de saber exactamente lo que queréis en vuestro día:

1. Tipo de ceremonia

¿Preferís una boda religiosa o civil? ¿Dónde queréis celebrarla y quién os gustaría que la oficiara si pudierais elegir? Hay que informarse de los trámites necesarios y ponerse a ello.

2. El lugar

¿Preferís una boda al aire libre o de interior? También debéis elegir el escenario perfecto para vosotros: playa, montaña, ciudad o un jardín. Tened en cuenta la distancia a la que ese lugar se encuentra de vosotros y de la mayoría de invitados.

3. La temporada y la hora

¿Hay alguna estación del año en concreto que os guste? Seguramente en eso también influirá la elección de la hora elegida, ¿una boda de mañana, de tarde o de noche?

4. Número máximo de invitados

¿Cuál es vuestro límite en el número de invitados? ¿Vais a invitar sólo a familiares y a amigos cercanos, o preferís extenderlo más allá? Esto influirá y mucho en otras muchas decisiones que tomaréis durante la organización de vuestra boda.

5. Presupuesto

Es recomendable tener una cifra realista y asumible en mente, y no superarla en ningún caso. No contéis con dinero que no tenéis todavía y no cometáis locuras a las que luego no podáis hacer frente.

6. Detalles básicos importantes

¿Hay alguna temática que os inspire, os represente o que os guste especialmente? Es el momento de decidir si la vuestra será una boda clásica o temática, cuáles serán los colores que guíen toda la decoración y la papelería desde las invitaciones, o el save the date hasta las notas de agradecimiento tras la boda.