Bodas

6 cosas que es mejor no decirle a tu suegra

Ojalá tengas una suegra colaboradora y comprensiva con la que te lleves a las mil maravillas. Pero si vuestra relación es un poco más difícil, ten en cuenta estos consejos y todo irá viento en popa. ¡Toma buena nota!

Lady Blue

La relación entre suegras y nueras tiene fama de resultar discordante y tensa. Sin embargo, y por suerte, hay suegras y suegras. Por ello, son muchas las que se han ganado de forma inmerecida la mala reputación, pues se llevan a las mil maravillas con la novia, ¡y hasta llegan a quererla como a una hija más! Si tienes la suerte de tener una suegra encantadora, entonces tienes un tesoro. Junto con tu madre, cuenta con ella para que te acompañe a las pruebas del vestido de novia, para que te ayude a decidir qué ramo de novia resulta más adecuado para el estilo del enlace o bien para que os ayude a enviar las invitaciones de boda con las que anunciaréis a familiares y amigos los detalles del gran día. 

Para disfrutar de una boda feliz y especial, te damos seis consejos para conseguir que la relación con tu suegra sea todo un éxito –¡o lo siga siendo!–. Un juego de diplomacia que facilitará las cosas con tu familia política. ¡Siempre que evites alguna de estas afirmaciones!

La Puta Suegra

1. "¿No pensarás ponerte eso el día de mi boda?"

A no ser que os hayáis decantado por una boda temática y su atuendo esté completamente fuera de lugar, esta pregunta retórica no la quiere escuchar nadie, ni tu suegra ni ningún otro invitado. Piensa que si te lo muestra ilusionada antes del día B es porque está convencida de que su vestido de madrina es el perfecto. Así que mejor evita este tipo de frases.

Lo mejor que puedes hacer es ayudarla a elegir su traje, lo que además de uniros evitará que te puedas llevar alguna sorpresa final. Pero recuerda que igual que tu suegra no debe imponer sus opiniones, ella es libre de elegir con qué vestido y con qué complementos se siente mejor y más guapa. No insistas si ves que el modelo que te gusta, a ella no le termina de convencer.

2. "Prefiero que se encargue mi madre"

Sea o no tu suegra una de esas personas a las que les encanta ayudar incondicionalmente, igual sientes la tentación de afirmar que prefieres tratar ciertos asuntos con tu madre, con la que tienes mayor confianza y te sientes más cómoda. Pero continuamos con la palabra clave: diplomacia. Es mejor ser sutiles para no generar problemas. Si no coincides mucho con sus gustos, puedes pedirle consejo en tareas sencillas como que os dé ideas para tu candy bar o para los centros de mesa del banquete. 

Bodatrailer

3. "Eso ni lo sueñes"

El lenguaje positivo es el mejor camino para llevarte a tu suegra a tu terreno. Habla con tacto evitando afirmaciones categóricas de las que te puedas arrepentir. ¿Que quiere dar su opinión sobre la música para bodas religiosas como la tuya? Como mínimo escucha sus propuestas. ¡Seguramente te sorprenderán positivamente!

4. "Él ya es mayorcito"

Quizá sientas que tu suegra tiene una actitud algo sobreprotectora con tu pareja. Tranquila. La relación de tu pareja con su madre es cosa suya y tú no puedes interferir. Además, seguro que irá progresando a medida que vea que toma decisiones maduras. ¡Conviértelo en una ventaja! Conociendo tan bien como conoce a su hijo, es muy probable que le ayude a seleccionar, entre los trajes de novio 2020, el que mejor le siente.

No1photos

5. "No necesitamos tu ayuda"

No se trata ni de decir "sí suegra, todo lo que digas", ni de excluirla por completo de la toma de decisiones en la organización de la boda. Una cosa debe quedar clara desde el primer momento: vosotros dos sois los que tenéis la última palabra y, aunque ella pueda querer ser una buena asesora, finalmente la decisión de obsequiar a los invitados con detalles de boda solidarios, por ejemplo, será cosa vuestra. Tened en cuenta sus opiniones, pero vosotros elegid con independencia. 

6. "Eso es entre tú y tu hijo"

Por último, no abras la puerta a que tu opinión no sea tenida en cuenta. Como hemos dicho antes, en cuanto a la organización de la boda la última la palabra la tenéis tú y tu pareja, nadie más.

La Puta Suegra

Evitar estas afirmaciones te ayudará a mantener una relación sana y de respeto con tu suegra. ¡No hay lugar para los malos rollos durante los preparativos nupciales! Centra todos tus esfuerzos en dar con los zapatos de novia de tus sueños o en pensar qué tipo de peinado de boda te favorecerá más. ¡Positivismo siempre!

Otros artículos que te pueden interesar