Tan indispensable como unos fantásticos zapatos de novia en el look de la mujer protagonista del "sí, quiero", las minutas de boda son un básico del banquete nupcial, pues se encargan de dar a conocer el menú de boda a los invitados al gran día. Y aunque las minutas son un clásico en estos románticos enlaces y hasta ahora siempre se habían presentado bajo una misma línea de diseño sobrio y sencillo –acorde con las invitaciones de boda y el resto de la papelería nupcial–, en la actualidad, y gracias al sinfín de ideas originales para bodas que han surgido en los últimos años, forman parte de la decoración y destacan por ser originales y personalizadas.

Fieles a la forma más tradicional de presentación, las minutas de boda se continúan encontrando en las mesas del banquete nupcial, sobre los platos correspondientes a cada invitado o junto a los mismos. No obstante, y como otra de las ideas de decoración para bodas que han surgido en los últimos años, hoy en día las minutas de boda también se pueden colocar de forma exclusiva en la parte central de la mesa o a la entrada del lugar de celebración del convite. Se trata de dos maneras sencillas de mostrar vuestro menú de bodas, a la par que económicas y ecológicas, pues estaréis ahorrando en la impresión de las minutas y cooperando, a su vez, con la preservación del medio ambiente.

Al igual que la forma de presentación, el material en el que se imprimen las minutas también marcará el estilo de las mismas. En este sentido, podéis encontrar infinidad de materiales que os ayudarán a plasmar el menú del enlace como deseéis. Desde el clásico papel blanco, pasando por el papel kraft, reciclado o vegetal –materiales que, además, os permitirán jugar y cofeccionar una papelería handmade y unas invitaciones de boda caseras–, hasta maderas, telas o pizarras.

En línea con ello, y aunque podréis inventar lo que deseéis y dar rienda suelta a vuestra imaginación, lo ideal será que vuestras minutas de boda estén en plena armonía con el resto de la decoración, así como con el estilo correspondiente a vuestro "sí, quiero". Por ello –y así como apostaréis por un ramo de novia silvestre si vuestra boda es de estilo desenfadado–, materiales como la hoja en blanco o el vidrio que sujetará la minuta serán perfectos en un enlace romántico, vintage o shabby chic.

Por el contrario, el papel reciclado, el kraft, el vegetal o la madera resultarán ideales para estilos cercanos al campestre. Asimismo, la pizarra o la tela se adaptarán a cualquier tipo de boda, sea cual sea su estilo, pues el resultado final dependerá de cómo esté escrito el menú –al igual que el resultado final de un vestido de novia sencillo dependerá de sus complementos–. Es decir, que la caligrafía por la que apostéis para vuestras minutas acabará por determinar el estilo de este básico de la papelería nupcial.

Independientemente del estilo que deseéis definir en vuestras minutas, lo más importante es que el menú esté escrito con total claridad, pues la principal función de este elemento tan característico en una boda es informar a los invitados sobre los platos que componen el banquete nupcial.

Una vez listas vuestras minutas –que podréis escoger a través de la inspiración que estas fantásticas 30 fotografías os transmitirá–, únicamente os quedará pensar en otros básicos destinados a los invitados como los detalles de boda, por ejemplo. Ya queda nada para el "sí, quiero", así que dadle rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Y no os olvidéis de poner el broche de oro a vuestro enlace con elementos únicos!