Makacha Photographer

Hacer esta petición: "¿Quieres casarte conmigo?" puede parecer fácil, pero por todo lo que implica, en cuanto a avanzar en vuestra relación y compromiso, no es tan sencillo. Sobre todo porque el momento merece que sea muy especial, realmente memorable. Así que toma nota de estas sugerencias y, seguro, pronto te vemos encargando el traje de novio o, el vestido de novia si, saltándote las tradiciones, has sido una mujer valiente y le has pedido matrimonio a tu pareja. Queremos ofreceros unas inspiradoras y fantásticas sugerencias para dar este paso, igual que lo son nuestras ideas originales para bodas que necesitaréis más adelante si acepta y decidís casaros.

1. De película

Puedes montar un vídeo que cuente vuestra historia y proyectarlo en un lugar especial, como una pequeña sala que se alquile para estas ocasiones o, si lo prefieres, en casa. Y el vídeo debe llevar la petición de mano al final. ¿No es una propuesta de cine?

Rebecca Gv

2. Pancarta aérea

El mensaje pidiendo matrimonio también puede hacerse alquilando una avioneta que lo lleve en una pancarta. La escena puede ser de lo más bucólica si decides llevártela a un lugar tranquilo para disfrutar del momento en un ambiente íntimo. Una alternativa es que la avioneta no lleve ninguna pancarta pero que haga una pirueta en forma de corazón para que la petición la realices tú en vivo y en directo.

3. Espacio publicitario

En la misma línea de la propuesta anterior de declarar a los cuatro vientos tu amor, pero más económica, puedes contratar un espacio publicitario con vuestra foto y la petición. O, simplemente, una imagen con el anillo. Seguramente la creatividad del panel publicitario puede hacerlo la misma agencia a la que le alquiles el panel.

4. Juego de pistas

Otra manera original de pedir matrimonio a tu pareja es organizar una ginkana, es decir, un intrigante juego de pistas que conduzca, finalmente, al anillo de compromiso y tu declaración de amor. Poner a prueba a tu chica puede ser más trepidante que termine de decidir si el día de su boda quiere llevar un vestido de novia de corte princesa, romántico y clásico o, por el contrario, un vestido de novia recto, más moderno. O si quien hace la pedida es una mujer, piensa que será muy divertido y seguramente inesperado para él.

Lorena Erre

5. Organiza un flashmob

En este caso necesitarás implicar a tu familia y amigos, pues lo ideal es que la flashmob cuente con un grupo numeroso de gente. El baile, debe hacerse con una canción que sea especial para vosotros, por ejemplo vuestro tema favorito que, posteriormente, seguramente también formará parte de las canciones para el vídeo de tu boda o el baile.

Si no consigues involucrar a tus conocidos porque sus agendas están apretadas y no lográis ensayar, monta una coreografía con bailarines y añádete al grupo ante su mirada atónita. 

6. Una escapada romántica

El entorno donde se realice la pedida debe ser especial. ¿Qué tal organizarlo en el mismo lugar donde pasasteis vuestras primeras vacaciones o en aquella ciudad que siempre habíais soñado? Venecia, París, Atenas, Lisboa… o cualquier lugar que os resulte romántico o tenga un significado especial para los dos.

Lorena Erre

7. Explota tu vena artística

¿Eres un poeta, se te da bien el dibujo o cantas a las mil maravillas? Pues emplea tus dotes artísticas en el momento de hacer la petición. No importa cuál sea tu virtud, lo realmente relevante es que sepas sacarle partido de la manera más romántica y cargada de gran emotividad.

Por cierto, si lo que realizas es un bonito dibujo, este puede ser usado para realizar vuestras invitaciones de boda caseras.

8. Cámara oculta

Si a ambos os sientan bien las bromas, puedes filmar la escena con cámara oculta. Ve a un restaurante en el que antes te hayas compinchado con el servicio para que monte una escena graciosa que le llame la atención. E inmortalízalo para que os podáis reír de aquí a la eternidad. Esta es una idea divertida para tu boda que puedes repetir en el día B, seguro que sorprenderá a todos los invitados.

9. Ponle banda sonora

La música es una herramienta ideal para un momento tan especial. Si no te sientes capaz de cantar tú, por miedo a que llueva al instante, puedes contratar a un vocalista, a una tuna, a un grupo de mariachis o a un grupo musical para que lo haga. Con la melodía de fondo haz la petición.

Rebecca Gv

Una vez dado este primer gran paso tocará organizar el enlace. Seguro que con lo original que eres los detalles de boda para tus invitados no les dejarán indiferentes y les sorprenderá. Además, si en tu pedida han tenido mucho peso una melodía te recomendamos que también la incluyas entre las canciones de boda, para que ese tema ya forme parte de vuestra banda sonora particular.