Las tradiciones están para romperlas, o al menos eso dicen. Por eso, si te horrorizan los vestidos blancos debes saber que hasta la boda de la reina Victoria de Inglaterra, en 1.840, las novias occidentales no vestían de blanco, sino que optaban por otros colores como el lavanda o el gris, entre otros.

Si lo que quieres es renunciar al blanco por completo aquí tienes algunas sugerencias.

  • La mujer de rojo. En los países asiáticos el rojo es color tradicional para las bodas. En china es el color de la buena suerte, y en la India, donde el naranja y el fúxia también son muy utilizados por las novias, el rojo representa la prosperidad. Si quieres sentirte sexy y eres una novia atrevida, sin duda el rojo es tu color.

 

 

  • ¿Quién dijo que las novias no visten de negro? Seamos sinceras, el negro es un color chic y elegante, no en vano todas tenemos un vestidito negro en nuestro armario con el que nos sentimos fabulosas. Así que ¿por qué descartar el negro para el día de tu boda? Muchas firmas de novias tienen vestidos con detalles negros, y si lo que quieres es un total black no tienes más que recurrir a sus colecciones de fiesta.
  • Algo azul. Dicen por ahí que todas las novias, para tener suerte en su matrimonio, deben llevar algo azul, ¿por qué no el vestido? El azul Klein es uno de los colores de moda esta temporada, así que seguro que no te resultará difícil encontrar vestidos en ese color. Sin duda es ideal para las novias más fashionistas.

 

 

Pero si no quieres renunciar al blanco, puedes buscar un vestido con detalles de color, como bordados, o capas de tul de algún color intenso. También puedes darle color a tu look con los complementos, ya sea con cinturones, chaquetas, zapatos y/o tocados de tu color preferido.