En el artículo Protocolo de las invitaciones de boda vimos cuál era la forma correcta, según marca el protocolo, de escribir una invitación de boda. Pero el paso de los años ha hecho que cambiemos nuestro modo de entender la celebración de una boda y con ello, también las invitaciones.



Datos como los nombres de los novios o el lugar, la fecha y la hora de la ceremonia y el banquete, siguen siendo comunes en todas las invitaciones. Sin embargo, cada vez más las parejas abandonan el estricto protocolo y los textos que aparecen en sus invitaciones buscan la personalización y la originalidad, que en definitiva, es lo que todos los novios desean para su boda.

 

Hoy os dejamos algunos ejemplos:

 

Puede existir un día mejor que el XX....
Puede existir un mes más ideal que XXXX....
Pero... puede haber un momento más importante que el día de tu boda?
Pueden existir personas más especiales que vosotros para compartirlo?


Vidas paralelas, edades semejantes, inquietudes y de pronto...
¡El flechazo!
No podéis faltar el día XX de XXX de XXXX a las XXX de la mañana/tarde
en XXXX,
donde nos uniremos en matrimonio.


Nuestro destino estaba escrito,
no podíamos acabar de otra forma...
¡ NOS CASAMOS !
Os esperamos el XXXXX alas XXXX en XXXX
A continuación lo celebraremos en XXXXXX


- (nombre de la novia), ¿Te quieres casar conmigo?
- ¡Claro que sííííí, (nombre del novio)! Y, ¿cuándo?
- ¿Qué te parece el día XX de XXXX?. Había pensado
vernos con nuestra familia y amigos en XXXXX
a las XXXX. Después celebrarlo todos juntos a las XXXX
en XXXXX.
- ¡Genial! Pues ahora solo nos falta lo más importante,
que nuestros amigos y familiares confirmen su asistencia


Si lo sabemos, "estais locos",
"Eso ya no se lleva", "no seais antiguos"... etc.
Después de vuestros ánimos...
¡Nos Casamos!
El próximo XXXXX en  XXXXX                    
a las XXX horas
Y en cuanto estemos casados 
lo celebraremos
todos juntitos en XXXXXXXX

 

Recordad que podéis encontrar más en los foros de nuestra comunidad ;)