Las tarjetas de agradecimiento se mandan a los invitados que asistieron a vuestra boda o a aquellos que os mandaron su regalo, aunque por el motivo que fuera no pudieran asistir. El objetivo es agradecerles su presencia y el haber formado parte de algo tan especial para vosotros.

Existen dos tipos de tarjeta de agradecimiento, la que se da en la boda y la que se manda a los invitados tras la boda. Sólo es necesario entregar una de las dos, aunque algunas parejas optan por hacer ambas. En cualquier caso, tomad nota de estos consejos:

  • La que se entrega en la boda suele repartirse durante el banquete junto al regalo o recuerdo que los novios les dan a sus invitados.
  • Si os habéis decantado por esta opción, sabed que en este caso se trata de una tarjetita pequeña a modo de etiqueta. En ella se agradece a los invitados su presencia con una sencilla frase, el nombre de los novios y la fecha.
  • La que se manda tras la boda es mucho más personal y suele ir escrita y firmada a mano por la pareja.
  • En este caso podéis hacer más extenso vuestro agradecimiento a todos aquellos que participaron en vuestro gran día o, si habéis hecho lista de bodas, darles las gracias por su regalo.

¿Cómo podéis hacerlas?

  • Lo más común es encargarlas junto con las invitaciones para que tengan el mismo estilo y diseño.
  • También podéis hacerlas vosotros mismos; unas tarjetas de agradecimiento DIY siempre son más especiales y no hace falta que os compliquéis la vida. Haceros con unos tarjetones y uno sobre bonitos o aprovechad una foto de vuestra boda para diseñar una bonita tarjeta.
  • Hay muchas frases tipo fórmula que podéis encontrar en internet, aunque siempre es mejor optar por algo más personal. Un poema, una canción o unas líneas que hayáis pensado entre los dos, cualquier cosa que exprese lo que deseáis decir.