Las hemos visto más de cien veces en las películas y series extranjeras, y parece que por fin la figura de las damas de honor cada vez se va imponiendo con más fuerza en nuestro país. Se trata de una costumbre fuertemente arraigada en los países anglosajones que poco a poco estamos adoptando como nuestra. Sin duda se trata de una manera muy especial de hacer participar a tus mejores amigas, hermanas y primas en tu boda.

Si tu ya has decidido que en tu boda tendrás un cortejo de damas de honor toma buena nota de todas estas ideas y consejos para elegir sus ramos.

  • Recuerda que el día de tu boda tú eres la protagonista y tienes que brillar con luz propia, por eso no es una buena idea que el ramo de tus damas de honor sea una copia más pequeña de tu ramo.
  • Aunque el ramo de tus damas de honor no debe ser una copia del tuyo sí que deben ser del mismo estilo. Si tu ramo es muy elegante y sofisticado, el de ellas no puede ser informal. Una buena idea es que sus ramos lleven alguna de las flores del tuyo, de esa manera se creará sensación de continuidad.
  • Antes de elegir el ramo de las damas de honor tendréis que elegir los vestidos. En función de su color, de si es largo o corto, del corte, etc… podrás decantarte por un tipo de ramo o por otro.
 
 
 
  • Si tus damas de honor van a vestir de negro, quedará muy elegante que lleven un ramo completamente blanco. Pero si lo que buscas es originalidad quedará genial que cada una de tus damas lleve un ramo de un color, por ejemplo una un ramo de flores rojas, otra de flores amarillas, otra de flores azules, y otra de flores lilas.
  • Si quieres que tus damas de honor tengan las manos libres para poder colocarte la cola y el velo, pero no quieres renunciar a que lleven flores, la mejor opción es que luzcan un bonito corsage.

 

Foto 1: Víctor Ceballos Fotógrafo

Foto 2: Oliver Yanes Fotógrafo