Las bodas son la celebración por excelencia en todas las familias, y como tales requieren una especial atención. Una organización cuidada y planteada con tiempo suficiente asegura el éxito del evento. Pero además, existen ciertas normas de protocolo que no se pueden omitir:

  • La entrega del ramo: la celebración de una boda empieza con la entrega del ramo por parte del padrino de la boda, generalmente el padre de la novia, a la novia en casa de ella. En Cataluña, el padrino suele ser un familiar cercano y es tradición que durante la entrega lea un poema. A continuación la novia saldrá de su casa acompañada por su padre y se dirigirá a la iglesia.
  • Entrada de los novios a la iglesia: la entrada de los novios al templo puede realizarse de dos formas. Si el novio espera a la novia a la puerta de la iglesia el orden correcto de entrada es primero la novia, del brazo derecho de su padre, seguida de los pajes y las damas de honor, el novio y la madrina cogida del brazo derecho del novio, el padre del novio y la madre de la novia cogida de su brazo derecho y los testigos. Si por el contrario, el novio opta por esperar a la novia en el altar deberá hacerlo acompañado de su madre. La novia llegará a la iglesia con un máximo de 15 minutos de retraso y entrará del brazo derecho de su padre, seguida de los pajes y las damas de honor, el padre del novio y la madre de la novia cogida de su brazo derecho y los testigos.



  • Colocación en la iglesia: Al llegar al altar, la novia se soltará del brazo de su padre o padrino y se colocará a la iquierda del novio. La madrina se colocará a la izquierda de la novia y el padre de la novia o padrino a la derecha del novio, siempre mirando hacia el altar. Los testigos de la novia se situarán en el lateral izquierdo mientras que los del novio harán lo propio en el lado del novio. Del mismo modo, los invitados por parte de la novia se sentarán en los bancos del lado izquierdo del templo y los del novio en el lado derecho. Los primeros bancos suelen reservarse para los familiares directo de los cónyuges.
  • Durante la ceremonia: existen varios momentos durante la ceremonia que también se rigen según un protocolo como la retirada del velo, el intercambio de los anillos o la entrega de las arras. Las novias que usen velo deberán llevarlo de manera que les cubra la cara desde el momento en que bajan del coche nupcial hasta que el sacerdote declare a la pareja "marido y mujer". En ese momento el novio retirará el velo. En cuanto a los anillos, estos deben colocarse en el dedo anular derecho (excepto en algunas provincias como en Cataluña, que se colocan en el izquierdo). El encargado de entregárselas al sacerdote es el padrino. Respecto al orden, primero será el novio quién coloque la alianza en el dedo de la novia, y después la novia hará lo propio. Por último, la entrega de las arras se realiza en el mismo orden que los anillos y normalmente es la madrina la encargada de llevarlas excepto si hay niños de arras.
  • La salida de la iglesia: finalizada la ceremonia los novios saldrán del brazo seguidos del padrino y la madrina, el padre del novio y la madre de la novia y por último los pajes, niños de arras y damas de honor.