El recogido es el gran protagonista entre los peinados de novia. Sin embargo, las últimas tendencias apuestan por los looks naturales, con ondas suaves, mechones sueltos y recogidos muy delicados que  menudo acaban siendo melenas al viento.



  • Las colas de caballo y los moños son el clásico que nunca pasa de moda. Siempre elegantes se presentan en varios estilos: altos, dejando la nuca despejada; bajos, aportando un aire más romántico; muy tirantes, con un toque moderno; o flojos y ligeramente ahuecados creando un estilo delicado y aniñado. Para las más atrevidas, un tupé no demasiado marcado os dará ese toque de distinción. En cualquier caso, el tocado será un complemento al recogido y no deberá anularlo. Un par de flores blancas naturales a un lado será un acabado fresco y sensacional. Pero si os gusta más el estilo princesa podéis elegir entre tiaras y coronas con pedrería.
  • Los semirecogidos son también una opción muy recurrida entre las novias. Las últimas tendencias apuestan por las melenas lacias hacia atrás o con raya al lado, adornadas con broches sencillos. Algunos mechones ondulados aportarán volumen y movimiento al look. Si no os atrevéis a llevar la cara totalmente despejada el flequillo corto es la última moda, pero también podéis optar por un flequillo largo a capas o unos bucles sueltos.
  • Las melenas al viento van ganando terreno sobre todo entre las novias más jóvenes. Son más adecuadas para bodas de estilo informal, celebradas al aire libre y de estilo romántico. Tanto si lo lleváis marcado como si no, podéis acompañarlo de una diadema o de flores.