En una boda toman parte también, y de forma muy activa, familiares y en ocasiones amigos muy cercanos, que realizarán ciertas tareas. 

El padrino, que irá vestido según el novio, de traje o chaqué, aunque usará un color menos intenso.Su tarea principal es la de acompañar a la novia hasta el altar siguiendo el ritmo de la marcha nupcial escogida, cogiendo del brazo a la novia y entregándola al novio. Pasado este instante, el padrino se mantiene al lado del novio durante la ceremonia hasta el momento de entregar los anillos, en caso de no haber niños de la familia en la iglesia. Es tarea suya también la de asistir al novio durante toda la ceremonia en cualquier necesidad de ultima hora. 



Por su parte, la madrina tiene más libertad a la hora de escoger el vestido, pero está sujeta a dos normal de protocolo: si la boda es de mañana el vestido llegará por debajo de las rodillas, pero si es de tarde el vestido será largo. También ha de tener en cuenta que si el novio viste de traje, su vestido será corto y que si el novio viste de chaqué el vestido deberá ser largo. Su función consiste en asistir a la novia en las típicas dificultades que puedan aparecer, ayudarle a retirarse el velo o darle un pañuelo en caso de ser necesario. 

Los testigos varones han de vestir también según el novio vista traje o chaqué. Por su parte las damas que sean testigo han de seguir las normas generales de protocolo. En cualquier caso su tarea es la de verificar y dar fe de la celebración del matrimonio firmando el acta matrimonial.

Por otro lado, los pajes y damas de honor suelen formar la corte que precede a la novia en su entrada a la iglesia o al lugar donde se celebre la ceremonia. Por su carácter romántico, tanto los niños como las damas de honor vestirán trajes iguales o muy similares, manteniendo colores comunes.