Alcolor Fotografía y Video

La música en las bodas religiosas juega un papel muy importante a lo largo de las diferentes partes de la ceremonia. Un acompañamiento musical adecuado, aportará emoción y elegancia al transcurso de la homilía. La música clásica siempre ha sido la gran protagonista, pero cada vez son más los novios que apuestan por otro tipo de estilos, como el flamenco, el góspel y hasta versiones de canciones del pop rock más actual. Recordemos que antes de cerrar la lista musical, el párroco de nuestra iglesia debe dar el visto bueno a la selección.

Te hemos preparado una pequeña pauta de los momentos en los que podréis seleccionar el hilo musical y algunas sugerencias de canciones:

La llegada de los invitados

Posiblemente sea durante la espera de los novios cuando los invitados atienden más a la melodía que suena. Debe ser una música suave, alegre e instrumental que amenice esos momentos previos a la ceremonia. Lo más común es escoger piezas clásicas como la Nessun Dorma de Giacomo Puccini o Für Eliss de Beethoven, pero si quieres innovar con algo más contemporáneo canciones como Entre dos aguas de Paco de Lucía o el tema principal de la película La vida es bella, son otras opciones válidas.

La entrada del novio

Aunque algunos novios prefieren no destacar su entrada con un cambio de música, otros buscan una banda sonora diferente que les acompañe hasta el altar. Para marcar el momento, nuestras sugerencias son Concierto en D mayor de Vivaldi, String Quartet nº 62 en C mayor de Joseph Haydn o, algo con más vigor como Time to say goodbye en su versión vocal de Andrea Bocelli.

Cuadriga

La entrada de la novia

El gran momento que todo el mundo espera y , por eso, la música debe acompañar. Si quieres optar por los clásicos, te recomendamos la tradicional Marcha Nupcial de Félix Mendelssohn o el Canon en re mayor de Pachelbel. Sin embargo, puede ser la última oportunidad para poner música profana antes de iniciar el acto religioso, así que también puedes aprovechar para escoger alguna canción llena de romanticismo algo más moderna como puede ser Just the way you are de Bruno Mars o She de Elvis Costello.

Ernesto Naranjo Fotografía

Kyrie Eleison

Es el momento en el que se invoca al señor. Por eso deberás consultar con el cura tu elección ya que las opciones son más limitadas. Si buscas un acierto seguro, opta por Missa Papae Marcelli: Kyrie de Giovani Perluigi o Kyrie for the Magdalene de Richard Harvey. Ambas canciones son especialmente compuestas para este tramo de la ceremonia.

Canto interleccional

Esta breve melodía se puede incluir entre lecturas o previamente a la lectura del evangelio como respuesta a la palabra de Dios que se ha difundido en la primera parte. Lo más habitual es que se trate de una pieza sacra, pero siempre se puede consultar con el oficiante religioso. El Aleluya ya sea de las voces de un coro, la versión de Il Divo o una versión clásica como la de H. Purcell, es una apuesta clásica pero acertada. Otras sugerencias que os dejamos son Vesperae solennes de confessore de Mozart y Gloria en D mayor de Vivaldi.

 

Héctor Mira Wedding Photographer

Rito del matrimonio

Es el momento en el que se hace el intercambio de anillos y las arras. Para ello recomendamos recurrir a una suave música que sirva como hilo instrumental. Como en el resto del rito religioso, el uso de música sacra o profana dependerá de lo que os permita el párroco, aunque cada vez suele haber más flexibilidad. Podéis utilizar alguna balada romántica en su versión más light que signifique algo para vosotros. Algunas ideas; Nothing at all de Ronan Keating, Your Song de Ewan McGregor o Adagio del Concierto de Aranjuez.

Ofertorio

Tras la unión, llega el momento en el que se ofrecen el pan y el vino a Dios, por lo que la música sacra es la más idónea. Ave Maria en alguna de sus variantes es lo más común y también nuestra propuesta.

Radiga

Sanctus

Es el momento de la oración y se puede, o no, acompañar con alguna melodía dentro de la tradición sacra. Algunas ideas pueden ser la Missa Hercules dux Ferraires Sanctus de Josquin des Prez o Requiem Sanctus de Mozart, entre otras obras compuestas especialmente para este momento.

Consagración

Para esta ocasión, deberéis consultar al cura si permite la música, y en caso que lo hiciera, dejaros aconsejar por él puesto que es un momento muy ceremonial. En todo caso, os sugerimos Arioso del Concierto en Fa menor de Bach o Adagio en Sol menor de Albinoni.

Just Married

Paz

Aunque algunos prefieren el silencio para este tramo de la ceremonia, también se puede optar por una canción alegre y corta como Lascia ch'io pianga. Si no te suena el título sólo tienes que buscarla en Internet, te sorprenderá lo familiar que te resulta.

Comunión

Una parte emotiva y que sigue en el tono festivo de la celebración, pero que debe mantener la línea suave del resto de la ceremonia eclesiástica. Nuestras propuestas son Panis angelicus,de Franck, la Banda Sonora de la película Los chicos del coro o el el Ave Verum Corpus de Mozart.

ML Weddings

Firmas y fotos

Llegado el momento en el que los casados y testigos firman el acta, se vuelve a relajar el tono musical y se abre el abanico de opciones. Te recomendamos El dúo de las flores de Delibes si preferís algo en segundo plano, o canciones tan emocionantes como Por ti volare de Andrea Bocelli o Alegría de Circ du soleil.

Salida de los novios

Una vez finalizada la ceremonia religiosa, queda en vuestras manos escoger aquella canción que va a ser la primera con la que saludar a vuestros invitados. La tradición hace que muchos escojan la Marcha Nupcial de Wagner para salir de la iglesia, pero os dejamos algunas otras recomendaciones de canciones preciosas para un momento tan importante como I’m kissing you the Des’ree, More than words de Extreme o Halo de Beyoncé.

Artefoto