Uno de los destinos preferidos por las parejas de todo el mundo para disfrutar de su luna de miel es México. Principalmente elegido por sus playas, México es un país que tiene mucho ofrecer además de la arena blanca y el agua cristalina. Pueblos con encanto, lugares para la ventura o puntos de interés en los que podéis descubrir la historia azteca con espectaculares monumentos.

Si viajáis a Cancún, podréis relajaros en alguna de sus impresionantes playas de finísima arena blanca y un color turquesa que enamora, además de alquilar las famosas King Size, camas enormes que, adornadas con un bonito dosel, te recogen un poco del calor al tiempo que te sirven una bebida.

Muy cerca de Cancún está Xelha, un parque temático que es acuático y en donde podréis bañaros en un lago con infinidad de especies de peces bajo vuestros pies, atravesar una selva en un coche estilo safari o darte un baño con los delfines en grupos de 6 personas. Pertenece a la Riviera Maya, al igual que Xcaret, otro parque temático en donde también podréis practicar snorkel y realizar multitud de actividades.

 

Las pirámides de Chichén Itza es una de las nuevas Siete maravillas del mundo. Una maravillosa obra histórica que también es Patrimonio de la Humanidad, un lugar donde veréis cómo eran las antiguas civilizaciones mayas y su espectacular arqueología.

Monterrey, Acapulco, la isla de Cozumel, Calica, Playa del Carmen… lugares espectaculares en donde podéis tener una luna de miel inolvidable y donde podéis no solo estar al sol durante horas en preciosas calas sino que podréis practicar cualquier tipo de deporte, sobre todo acuático, en un entorno increíble.