Cancún en la lengua de los mayas significa "olla o nido de grillos", una ciudad que de ser un pueblo de pescadores rodeado de selva virgen, ha pasado a ser uno de los principales destinos turísticos en México, junto con Acapulco, y como no, uno de los destinos pereferidos por las parejas para su viaje de novios.

Con un clima semitropical y una temperatura media de 27°C, es el perfecto destino de playa. Está muy cerca de la famosa Riviera Maya, entre el Mar Caribe y el Océano Atlántico, donde las cadenas hoteleras más importantes han construido sus resorts en los que tendréis todo lo que podáis desear.

 

 

Pero Cancún no es sólo eso, es el mix perfecto de naturaleza en estado puro y cultura. Haced de vuestra luna de miel una experiencia completa para recordar toda la vida. Por eso una vez allí, nos podéis perderos...

  • La ciudadela de Tulum, una fortaleza sobre un acantilado, la única ciudad amurallada de la cultura maya.
  • La Cozumel, una isla llana de roca volcánica porosa, la tercera más grande de México,  donde podréis disfrutar del submarinismo, y visitar su parque natural de Xel-Hà.
  • Isla Mujeres, con los restos arqueológicos del santuario a la diosa del amor y la fertilidad maya, Ixchel.
  • El parque temático ecológico de Xcaret, un antiguo e importante puerto mercantil. Allí encontraréis el Acuario de Arrecife de Coral, unos de los pocos lugares en el mundo en los que se pueden ver arrecifes en su hábitat natural.
  • ¿Quién no ha soñado alguna vez con nadar entre delfines? En las aguas cercanas a Playa del Carmen, podréis hacerlo.

 

 

Y por supuiesto, si os gusta el agua, os esperan multitud de actividades acuáticas y de aventura con las que disfrutar y darle un toque de acción a vuestros días de relax en la playa.