Muchas novias sueñan con llegar al altar precedidas por un cortejo de niños. Lo hemos visto en las revistas y en muchas películas, y si en tu familia hay niños, ¿por qué no te animas a llevar damitas y pajecitos?

 

 

  • ¿Quién puede formar parte del cortejo? Tus hermanos pequeños, primos, sobrinos o, si no hay niños en tu familia, los hijos de tus amigos.
  • ¿Qué edad deben tener? Lo ideal es que tengan entre 3 y 9 años. Si son más pequeños puede que en el último momento les de miedo y no quieran hacerlo, y si son mayores seguramente te dirán que eso es cosa de niños y ellos ya son grandes. En cualquier caso, pregunta a sus padres si creen que sus hijos pueden formar parte del cortejo.

 

Valdés & Pastor

 

  • ¿Cuántos llevo? El número de niños puede ser el que tú quieras, desde uno solo, que te lleve los anillos, hasta varias parejitas. En este último caso te aconsejamos que no sean más de 6 niños, para que no te quiten protagonismo y no se pongan a jugar durante la ceremonia.
  • ¿Cómo los visto? Hoy en día existen muchas opciones para vestir a los niños de arras. Antes de elegir nada habla con los padres y pregúntales qué presupuesto pueden destinar al vestuario de los niños. Elige colores que combinen con tu vestido o con tu ramo. Y recuerda que son niños y que querrán jugar, así que no les vistas demasiado pomposos o con ropa con la que se puedan sentir incómodos.

 

 

  • ¿Qué llevan? Los anillos y las arras. También pueden llevar cestitas con pétalos de flores que irán tirando delante de la novia. Otra opción es que vayan detrás de la novia llevando la cola.
  • Si puedes, realiza un ensayo con todos los niños en el lugar de la ceremonia. El día de la boda estarán más tranquilos si han ensayado previamente lo que tienen que hacer.
  • Y después de la ceremonia dales a todos las gracias por lo bien que lo han hecho y tenles preparado un pequeño regalo de agradecimiento, como unas chucherías.

 

Foto 1: Ignacio Segura Fotografía y Vídeo

Foto2: Valdés & Pastor

Foto 3: Díez Bordons