Love Me Tender Photo

 

En las ceremonias civiles con validez legal, se lee el código civil, una lectura un tanto fría pero necesaria. Además, en algunas ceremonias se puede leer algún texto un poco más personal que complete la ceremonia y le de un toque romántico y cercano. En las ceremonias civiles sin validez legal, hay muchísima más libertad para leer textos e introducir música o lo que decidáis que sea vuestra ceremonia.

  • Lo mejor de todo es que la lectura tenga que ver con vosotros. Puede ser un recuerdo de vuestros primeros tiempos juntos, una canción, un poema o una carta que intercambiasteis en algún momento. Que el texto tenga sentido para vosotros y que signifique mucho leerlo el día de vuestra boda, es importante.
  • Si no hay ningún texto especial para vosotros, podéis buscar algunas lecturas en internet, donde encontraréis muchos enlaces a textos de todo tipo entre los que podréis elegir el que más se adapte a vuestros gustos y personalidad.
  • Al elegirlo, tened en cuenta el tipo de ceremonia que queréis celebrar. Si será más divertida o más romántica, si creéis que una lectura larga aburrirá a los invitados, escoged una o varias más cortas. Es importante que penséis en qué sentimientos queréis transmitir a través de ellas o si simplemente queréis leer un texto bonito que cierre el círculo de una ceremonia civil perfecta.

Una lectura que nunca falla es un poema y entre los miles entre los que podéis elegir, os dejamos este, de autor desconocido, que simboliza muy bien lo que significa unirse a alguien para siempre:

Iremos por el mundo cogidos de la mano
en la azul primavera del sol alegre y claro.

Cuando los arroyuelos corren suaves y mansos;
cuando las florecillas engalanan los prados;
cuando en los verdes árboles hacen nido los pájaros;
cuando al sentir de la vida se cierran nuestros párpados…
en la azul primavera del sol alegre y claro.

En el invierno crudo del sol triste y opaco;
cuando sacude el viento las copas de los álamos
cuando el campo se cubre con el blanco sudario
que tejiera la nieve cayendo en copos blancos;
cuando junto a la lumbre discurren los días lánguidos
en el invierno crudo del sol triste y opaco…

Cuando llevemos llena el alma de entusiasmos
y cuando la entristezcan crueles desengaños…

En los días de ventura y en los de pena amargos;
juntos siempre; diciéndonos, amor, que nos amamos,
iremos por el mundo cogidos de la mano.


Podéis consultar más lecturas aquí.