En una boda tradicional, tras el intercambio de anillos se lleva a cabo el ritual de las arras en  las que los novios se las pasan de unas manos a otras simbolizando las riquezas y bienes que compartirán en su nueva vida de casados.

Son cada vez más las parejas que deciden darle un toque distinto a su ceremonia y celebrar uno de los rituales de unión. Hace poco os hablamos de la ceremonia de las velas o de la luz y en esta ocasión os hablaremos de la ceremonia de la arena.

La ceremonia de la arena simboliza la futura vida en común, la unión de almas y esfuerzos a partir de ese momento en el que ya seréis marido y mujer.

¿Qué se necesita para llevarla a cabo?

  • Dos recipientes o tubos de ensayo de cristal pequeños.
  • Un recipiente de cristal más grande, mejor si se puede tapar.
  • Arena de cuarzo cristalino de dos (o más) colores.

¿En qué consiste la ceremonia?

  • La novia cogerá uno de los recipientes con la arena de un color y el novio tomará el otro. Cada uno irá añadiendo su arena al recipiente principal que se irá combinando y formando ondas preciosas.
  • Podéis pedir que alguien lea un texto, que suene alguna canción especial para vosotros o simplemente permanecer en silencio. Cada pareja puede elegir lo que más significado tenga para ambos.
  • El texto podéis escribirlo vosotros o buscar en la red alguno tipo y modificarlo a vuestro antojo o usarlo tal cual.
  • También existe la opción de llevar pequeños recipientes con arena de otros colores para que vuestros familiares o amigos (los que seleccionéis) se unan a la ceremonia como símbolo de que formarán parte en esa nueva vida como lo han hecho hasta ahora.
  • Al finalizar podéis cerrar el recipiente grande si lo deseáis y utilizarlo de decoración y como recuerdo de ese día tan especial.