Bodas Divinas

 

Los kits de supervivencia para bodas empezaron siendo un detalle original para los invitados en bodas diferentes, pero han conseguido hacerse un hueco, ¡y ya no hay quien los mueva! Por eso, si os estáis planteando preparar algunos para vuestra boda, os contamos todo lo que necesitáis saber.

El kit de supervivencia básico es el que ayuda a combatir la resaca del día siguiente y suele incluir un analgésico para el dolor de cabeza, unos caramelos o chicles de menta para el aliento y toallitas desmaquillantes o refrescantes.

Además hay kits que pueden usarse durante la boda y suelen ser distintos para hombres y mujeres. Contienen pañuelos de papel, toallitas desodorantes o un desodorante de viaje, tiritas para las ampollas y ese tipo de detalles para emergencias que tan bien nos vienen en más de una ocasión.

 

Bodas Deluxe

 

Si la boda dura todo el fin de semana, se puede añadir a lo anterior cepillo y pasta de dientes, maquinilla de afeitar y espuma, crema hidratante o protector solar, todo en formato de viaje o lo más pequeño que podáis encontrar. Si alguien se olvida algo, os lo agradecerá.

Además hay kits que pueden estar a disposición de los invitados en ciertos puntos, como por ejemplo, los servicios. Hilo dental, un set de costura, un poco de maquillaje o polvos compactos para los retoques, desodorante, toallitas húmedas o productos de higiene femenina que podrán sacar de un apuro a más de uno si lo necesita.

 

Fueron Felices

 

Cread el vuestro como más os guste, preparad una presentación divertida y personalizada, y repartidlos por las mesas o dejadlos es una cesta o mesa en un rincón visible de manera que cada uno se sirva al pasar. No dejarán indiferente a nadie y sacarán más de una sonrisa, garantizado.