Papel, tijeras, celo, pegamento, hilo, y grandes dosis de imaginación, es todo lo que necesitáis para conseguir una decoración de boda impactante y low cost. Y es que si sois manitas y os apetece tener una decoración muy personalizada aquí encontraréis un montón de ideas para decorar vuestra boda, y lo mejor no es solo que todas están hechas con papel, sino que aquí encontraréis todos los tutoriales para poder hacerlas.

 

  • Pompones de seda. Los pompones de papel de seda se han convertido ya en todo un clásico. Son sencillos de hacer y dan muchísimo juego. Con ellos puedes decorar el jardín del aperitivo, las sillas de la ceremonia o del restaurante, la candy bar, etc.

 

 

  • Farolillos de papel. Son geniales para decorar las sillas de la ceremonia o del restaurante, pero también para realizar una original guirnalda y decorar con ella el jardín del aperitivo o el propio restaurante.
  • Guirnaldas de corazones. Son perfectas para una boda rústica si las hacéis con papel de periódico, para una boda vintage si las hacéis con partituras o con papel de colores pastel, y para una boda ochentera si apostáis por los colores flúor. 
  • Guirnaldas de blondas. Son ideales para decorar una boda vintage, o con temática dulce. También quedarán perfectas para decorar una mesa de chucherías, o incluso las sillas de los novios.

 

 

  • Molinillos de viento. ¿Quién no ha hecho un molinillo de viento cuando era niño? Es un detalle sencillo y muy resultón. Es perfecto para decorar bodas con un toque naíf, o de inspiración vintage. Si la ceremonia es al aire libre quedaría precioso decorar el pasillo hacia el altar con molinillos de viento.
  • Paipáis. Si vuestra boda se celebra en un mes caluroso podéis tener un gran detalle con vuestros invitados y regalarles un bonito paipái de papel hecho por vosotros mismos. Podéis dejarlos en un cesto a la entrada de la ceremonia, o dejarlos encima de las sillas o bancos. Quedará precioso.
  • Conos para el arroz. Los conos se han convertido en otro clásico de las bodas. Son muy sencillos de hacer, y también muy versátiles: con papel craft, con partituras, con cartulinas de colores, o con papel personalizado con vuestros nombres. Hay muchas opciones, pero lo mejor es que siempre triunfan entre los invitados.

 

 

  • Cake toppers. Si no os gustan las tradicionales parejitas de novios para el pastel podéis sustituirlas por un original cake topper hecho por vosotros mismos. Será mucho más personal, y por supuesto, mucho más económico. Además podéis hacer que los colores combinen con el resto de la decoración de la boda.