El lugar en el que se celebra la ceremonia es un lugar casi mágico que hay que decorar con esmero. Si en vuestro caso el lugar es una iglesia hay que tener en cuenta algunos factores.

  • En primer lugar, preguntad por un lado si tenéis libertad para elegir la decoración floral de ese día y por el otro si hay más bodas ese día para poneros de acuerdo con las otras parejas para decorar y pagar la decoración de la iglesia a medias.

 

Ginkgo biloba

 

Luego fijaos en cómo es la iglesia y la luz que tiene y en cómo es su decoración.

  • Si es muy oscura, las flores tienen que ser en tonos muy claritos o pastel: blanco, rosa o celeste, por ejemplo.
  • Si además tiene dorados, podéis añadir flores de distintos colores.
  • Las iglesias modernas y simétricas se adornan con composiciones que tengan mucho movimiento en los colores que prefiráis.

 

María Fort García

 

Una vez decididos los colores, respecto a las formas podéis elegir entre múltiples opciones.

  • Un lazo con una flor en cada banco de la iglesia.
  • Pompones hechos de flores colgando con una cinta de raso de cada banco.
  • Pequeños arbolitos de metal con la copa hecha un bouquet de flores.
  • A la entrada de la iglesia colocar un arco de flores por el que entrará la novia y saldrán los recién casados.
  • Además, queda muy bonito marcar el camino que recorrerá la novia al entrar con pétalos de flores que destaquen sobre los de la alfombra si la hubiera.



Foto 1: Todo Jardín Floristas

Foto 2: Ginko biloba

Foto 3: María Fort García