El coche de bodas llama la atención porque en su interior viaja una novia al principio y los recién casados tras la ceremonia. Todos los ojos se posan en él y lo esperan cuando aún no ha aparecido la novia por eso tiene que estar decorado a la altura de las circunstancias.

 

Philippe Degroote

 

Algunas ideas originales para conseguirlo son:

  • Pompones de seda en dos tonos o haciendo degradados que irán cogidos a varias cintas de seda y que podéis colocar formando líneas paralelas desde el morro del coche hasta que cuelguen por detrás pegándolas en distintos puntos para que no se suelten.
 
 
  • Pompones de flores no demasiado grandes pueden ir colgando del mango de cada puerta y del maletero.
 
 
  • Los clásicos lazos pueden sustituirse por cintas de raso en distintos colores que vuelen cuando el coche avance.
 
 
  • Podéis rodear el coche por la parte superior con banderines de tela hechos por vosotros mismos y luego añadir otra tira sobre el morro del coche y otra con un mensaje (vuestras iniciales, por ejemplo) en la parte de atrás.
 
 
  • Si no queréis mucha decoración, podéis optar por seguir la tradición estadounidense de las latas colgando de la parte trasera del coche. Podéis personalizar las latas pintándolas y añadiendo un lacito o algún detalle entre una y otra en la cuerda.
 
 
  • Algún mensaje colgado en la parte trasera del coche como "just married", "recién casados", vuestras iniciales y la fecha o alguna frase que os guste puede ser el toque final perfecto en una decoración original.

 

Foto 1: Fotógrafa Yulia Ignatova

Foto 2: Philippe Degroote

Foto 3: M@svideo

Foto 4: Vintage Tours

Foto 5: Madbus

Foto 6: Wedding Case

Foto 7: Estudio Visavis