Uno no tiene todos los días la posibilidad de dar una buenísima noticia como la de que va a dar el gran paso. Por eso hay que intentar hacer ese momento lo más especial posible.

Preparad distintas reuniones que parezcan casuales con vuestros distintos grupos de amigos y familiares tal y como os contamos hace poco en las claves sobre cuándo anunciar la boda. Y ahora vamos a por los detalles:

  • Grabad un vídeo a modo de película en el que el final sea vea la petición de mano. Si tenéis desparpajo, la película puede ser con sonido pero para los más tímidos siempre tenéis el cine mudo al que podéis añadirle carteles o subtítulos, como prefiráis.
  • Elaborad unas tarjetas especiales. Puede ser una simple frase pidiendo que no hagan nada ese día, por un lado y la gran noticia por el otro lado. Al más puro estilo save the date de los países anglosajones. Repartidlos y haced que todos abran el sobre a la vez.
  • Si además os coinciden las Navidades, podéis preparar unas cajitas para los más cercanos en las que pongáis un detalle, algo que les haga pensar en fiesta y en boda. Luego dejad que adivinen mientras os divertís con sus respuestas.
  • Personalizad unas típicas galletas de la suerte chinas con distintas frases como: ¡Nos casamos! o ¡Me lo ha pedido y he dicho que sí! Y repartid felicidad a vuestro paso.

Dejad volar vuestra imaginación, cualquier cosa es posible. Seguro que así vuestra boda será inolvidable para vosotros y para los demás desde el minuto cero.