Las bodas de invierno tienen un carácter más formal ya que no pueden celebrarse al aire libre. Por eso, las invitaciones de boda invernales han de ser elegantes y de un estilo más clásico.

Los tonos blancos y crema son los grandes protagonistas. Son invitaciones más clásicas y elegantes, con pocos adornos, pero la tipografía y los materiales utilizados harán que tengan un estilo más formal, por ejemplo, o más romántico.

 

*Invitaciones de boda de Vera Wang

 

Si queréis salir de la gama de los blancos y los crudos podéis optar por los tonos fríos: azules, grises, platas...

 

*Invitación de boda de Azulsahara

 

*Invitación de boda de Elevento

 

El negro es otro de los colores estrella. Puede combinarse con cualquier otro color aunque casi siempre son colores oscuros como el fucsia, llamativos como el turquesa o brillantes como el plata y el dorado.

 

*Invitaciones de boda de Anannoa

 

Y por supuesto, siempre podéis decidiros por unas invitaciones con motivos invernales o navideños!