Fueron Felices

 

Entre los distintos tipos de mesas que podéis usar en vuestro banquete de bodas, puede que las rectangulares sean las menos comunes y por tanto las que cueste más decorar porque no estamos tan familiarizados con ellas.

Las mesas rectangulares ayudan a definir espacios que tal vez son demasiado abiertos, especialmente al aire libre o en un lugar más grande del que necesitamos. De la misma forma que te contamos cómo decorar las mesas redondas e imperiales, aquí tienes las claves para que las rectangulares sean también un éxito asegurado.

  • Busca las similitudes. A veces la forma rectangular puede parecer dura, suavízala con parecidos como sillas de caoba y bajoplatos de mimbre, centros de flores a juego con las servilletas o decoraciones en el techo del mismo color que la mantelería.
 
 
  • Aprende geometría. La forma rectangular es bastante sólida pero aun así necesita cierta simetría que encontrará en las cosas que la rodean y que por tanto tienen que estar bien pensadas. Asegúrate de que el número de sillas a cada uno de los lados sea el mismo
  • Incorpora círculos. Para evitar que todo sea muy anguloso hay que incorporar algunos elementos circulares que aligeren esa sensación. Bajoplatos y platos redondos, un centro de mesa esférico o farolillos de papel colgando del techo, o globos.
 
 
  • Pon un poco de luz. Las fundas de las sillas o los cojines dan un toque de color muy especial que sobre todo destaca en las bodas al aire libre. Elige siempre un color coherente con la gama que hayáis elegido para el resto de decoración.
  • Dale un toque elegante. Que las mesas llamen demasiado la atención crea una sensación de normalidad que debemos evitar tratándose de una boda. Ocúltalas con manteles que las cubran hasta el suelo.

 

Valentinas