El otoño es una buena época para celebrar vuestra boda, ya no hace el calor sofocante del verano, pero tampoco el frío del invierno, y los colores se transforman dando lugar a una paleta de ocres y dorados que lo ilumina todo.

Pensar en el otoño es pensar en las hojas secas que crujen bajo vuestros pies mientras paseáis por la calle, en tomar unas castañas acompañadas de un vino dulce, en las calabazas de Halloween, en pasar una tarde con los amigos comiendo unos frutos secos o saboreando una taza humeante de chocolate caliente…  Con todo esto en la cabeza vamos a daros las claves para elegir los colores de vuestra boda.

  • Apostar por toda la gama de colores cálidos: ocres, dorados, naranjas, amarillos, marrones, rojos...

 

 

  • Los colores dorados resultan perfectos para las bodas de noche. Le dará un toque de elegancia y sofisticación a vuestra boda.
  • Una combinación de marrón chocolate con rosa palo resultará perfecta para dar un toque romántico y naíf a una boda de día.
  • El morado está de moda. Si te gusta este color no dudes en usarlo en la decoración de tu boda, pero eso sí, mejor en tonos oscuros. Úsalo para bodas de noche combinado con el dorado, quedará de lujo.

 

Wednesday Wedding Planners

 

  • Septiembre es época de vendimia, así que si os casáis este mes podéis inspiraros en los colores del vino tinto y la uva para decorar vuestra boda.
  • Si la boda es en octubre, apostad por los tonos naranjas combinados con marrones. Utilizad calabazas, castañas y frutos secos  para decorar la ceremonia y las mesas del banquete.
  • Si  la boda es en noviembre, ¿por qué no recuperar el encanto de los primeros días del otoño? Utilizad piñas, piñones y hojas secas de diferentes tonalidades,  para decorar vuestra boda. Combinad los diferentes tonos de marrón, ocre y amarillo, y añadid alguna pincelada de verde oliva.

 

Foto 1: Fotógrafa Yulia Ignatova

Foto 2: Botánica Floral

Foto 3: Wednesday Wedding Planners