Estudio Jota Fotografía

 

Los cinturones y fajines en distintos colores y materiales son un complemento ideal para cualquier novia porque le dan un toque diferente y único a tu vestido. Los hay de diversos tipos:
 
  • Los conocidos como cinturones-joya suelen ser cintas de seda en la que se incrustan cristales o brillantes haciendo un dibujo semejante al de un brazalete o una tiara. Colocados sobre un vestido liso, sin adornos ni bordados, atraen la atención y le dan un brillo especial al vestido, un toque muy elegante y sofisticado.

 

 

  • Los fajines suelen ser anchos y de color y terminan abotonados o con un lazo a la espalda. Dependiendo de tus gustos y del contraste que quieras que haga con el blanco puedes llevarlos desde un discreto gris perla hasta un llamativo y brillante rojo sangre o burdeos, pasando por gamas de amarillos, también mostaza, naranja o incluso morado o azul. 
  • Luego tenemos los fajines que terminan en una lazada larga y con las puntas más anchas que caerán de una forma espectacular sobre la cola de tu vestido. Reservado a las novias más valientes, no es de los más utilizados pero el éxito está asegurado si te decides por él.

 

 

  • Si sólo quieres llevar un detalle de color, un lazo de seda, raso o terciopelo pueden ser la opción que andabas buscando. Elige el grosor y la longitud según la prefieras y prueba con distintas formas de llevarlo para ver la que mejor te sienta.
  • También puedes llevar un cinturón al uso, es decir de piel, cubierto de distintos materiales y en el color que más te guste para darle un toque más country, desenfadado y especial a tu vestido.

 

 

Si te decides por lucir un cinturón o fajín en tu boda, ten en cuenta:
 
  • No hace falta que lo lleves todo el rato. Puedes quitártelo y ponértelo según el momento de la boda y lo cómoda que te quieras sentir.
  • Si eres bajita, un fajín o cinturón ancho acortarán ópticamente tu figura. 
  • Si no tienes una cintura de avispa, ten en cuenta que aunque la estarás resaltando, también la harás más ancha.
  • El color del cinturón o fajín tiene que ir a juego con el de tus zapatos, tu ramo o la chaqueta o chal que luzcas como complementos.

 

Foto 1: Estudio Jota Fotografía

Foto 2: Un Día de Contraste Perfecto

Foto 3: Josh Devoto

Foto 4: Eztiphoto