La primavera es una de las estaciones preferidas por los novios para celebrar su boda. El sol empieza a brillar y los días son más largos, todo se llena de verde y flores, el escenario perfecto.

Si queréis que la primavera se refleje en vuestros centros de mesa, tomad nota:
  • Las flores son las reinas en cualquier centro de mesa primaveral. Elegidlas en los tonos de vuestra boda y de temporada, que siempre serán más económicas.
  • Ponedlas en varios recipientes agrupando las flores por tonalidades de forma que parezca un degradado progresivo. El resultado será especialmente bonito en mesas largas.

 

 

  • Si preferís las flores silvestres, podéis ponerlas en tarros de cristal de diferentes tamaños, fáciles de reunir y decorar por vosotros mismos. Un diy fácil y bonito para cualquier tipo de mesa pero que lucirá más en las bodas rurales e íntimas.
  • Combinad las flores con frutas cítricas como naranjas, limones, mandarinas, limas... y conseguiréis ese toque de color fúor tan de moda esta temporada. Disponed las flores en grandes jarrones llenos de agua y la fruta cortada en rodajas o entera. 

 

 

  • Si queréis crear un ambiente íntimo en una boda de tarde, las velas son la mejor opción. Combinadas con flores sobre una bandeja de cristal redonda, en linternas de papel, farolillos o flotando en una pecera donde también haya flores pueden quedar perfectas.
  • Pero si lo que queréis es una boda original y divertida, apostad por el colorido de las golosinas y los caramelos. Podéis optar por grandes piruletas clavadas en recipientes de cristal llenos de tierra de colores u otras chucherías.

 

Foto 1: I-Do Organización de Bodas

Fotos 2 y 3: Valentinas