¿Quién ha dicho que los centros de mesa sólo pueden ser de flores? No hay nada como innovar, por eso cada vez se utilizan más elementos en los centros de mesas: caracolas, velas, peceras y frutas, por ejemplo.

 

 

Incluir frutas en los centros de mesa es una tendencia que cada vez tiene más adeptos. Y es que además de que las mesas quedan preciosas, el precio final es más barato. Si te gusta la idea toma nota de nuestras sugerencias:

  • ¿Qué frutas puedo utilizar? Las manzanas, las naranjas, las limas y los limones son frutas que más se suelen usar. Su ventaja es que son resistentes, económicas y suele haber prácticamente todo el año. También puedes usar fruta de temporada, como cerezas, granadas, uvas o peritas de san juan.
  • No utilices kiwis ni melocotones, mucha gente es alérgica a la pelusilla que sueltan ambas frutas. Tampoco uses plátanos, pues se ennegrecen enseguida, frutas que no sean de temporada o que sean muy delicadas.
  • También puedes poner  rodajas de cítricos en recipientes de cristal , solas o con flores frescas. Además de adornar perfumarán el ambiente. Pero recuerda no utilizar rodajas de manzanas, se oxidan enseguida.

 

 

  • Si quieres conseguir un ambiente rústico combina la fruta con rafia y flores silvestres. Puedes ponerlas en cestas o recipientes de barro.
  • Si quieres un ambiente más moderno pon la fruta en recipiente de cristal. Puedes llenar el recipiente con un solo tipo de fruta, o combinarla con flores, preferiblemente blancas.
  • Para que la fruta brille y luzca más bonita puedes frotarla con un trapo de algodón y después aplicarle laca.

 

 

Foto 1: Cuentos de Hadas Wedding Planners 

Foto 2: Chocolat Eventos

Foto 3: Toñi Martín Calderón Valencia