Más que dulces

 

Después de pasar tantos meses preparando vuestra boda cuando llegue el día B no querréis que acabe nunca. Por eso, seguramente el baile se alargará hasta la mañana siguiente. Pero para poder aguantar toda la noche bailando necesitaréis reponer fuerzas, y ¿se os ocurre una forma mejor de hacerlo que endulzando la noche a vuestros invitados con una mesa de postres y dulces?

Lo que os proponemos es que durante el baile ofrezcáis un buffet dulce, a base de tartas, repostería y caramelos. Y es que una buena dosis de azúcar es perfecta para recuperar energías.

 

 

Actualmente existen varias empresas especializadas que os diseñarán el buffet acorde con la decoración de vuestra boda, o, si lo preferís, inspirándose en un tema especial para vosotros, como vuestras profesiones, aficiones, o en el lugar dónde os conocisteis. Y es que la presentación del buffet es igual de importante que los deliciosos dulces que lo componen.

Pero si os animáis y queréis crear vosotros mismos vuestro propio buffet DIY aquí tenéis algunos consejos:

  • Necesitaréis varios recipientes de cristal, cartelitos para poner los nombres, y por supuesto dulces y caramelos. Para que quede más armonioso elegid dos o tres colores y procurad que todos los elementos del buffet sigan esa gama cromática.

 

 

  • Como el día de la boda no podréis montar el buffet de dulces, dejad a un amigo o familiar, o incluso al metre del restaurante, encargados de la tarea. Para que quede como vosotros queréis, lo mejor es que lo montéis previamente en casa y le hagáis varias fotos, así os aseguraréis que el día de la boda esté perfecto y totalmente a vuestro gusto.
  • Por último, si sabéis que alguno de vuestros invitados es diabético o celíaco, podéis incluir fruta fresca, galletitas saladas, encurtidos o cualquier otras cosa que se os ocurra.

 

Foto 1: Más que dulces

Fotos 2 y 3: La CandyBar